COMO ES ABRIL, TOCA HABLAR DEL TITANIC

Como cada mes de abril, más concretamente llegando al final de la primera quincena de mes, el mítico “primer y último viaje” del Royal Mail Steamship Titanic vuelve a ser actualidad.

Titanic
Despedida del Titanic desde el puerto de Southampton (10 de abril de 1912)

El pasado día 10 de abril –como es habitual de un tiempo para aquí-, los perfiles de Twitter que giran en torno a conmemoraciones históricas recordaron que el RMS Titanic partía del puerto de Southampton con destino a Nueva York. Empezaba un viaje de cinco días y trágico final, que desde 1912 no ha dejado de sumar incondicionales a un mito que se ha hecho grande con el paso de los años.

Titanic The Exhibition

Casualmente, la conmemoración coincide con la recuperación de la exposición Titanic The Exhibition en el Museu Marítim de Barcelona. Una exposición que ya se pudo ver en 2004 y 2012 –coincidiendo con el centenario del hundimiento- y que se recupera este año, renovada y ampliada.

A los audiovisuales, objetos recuperados del fondo del mar, recreaciones de las estancias y fotografías, se les ha unido una maqueta del buque, de 12 metros de longitud y 4,5 metros de ancho, cuyo principal atractivo es que está abierta por la parte de estribor y permite recorrer visualmente el interior del buque, gracias a la minuciosidad de los detalles.

Una exposición ideal para los incondicionales del mito.

En el cine y la televisión

Como entusiastas de la historia y del séptimo arte, hemos aprovechado el momento para recopilar un listado de producciones cinematográficas y documentales que se han producido en torno a él. Desde la primera hasta la más mítica, la historia del Titanic se ha llevado a la pequeña y a la gran pantalla en numerosas ocasiones, con más o menos acierto.

En la lista aparecen las primeras dos producciones de cine mudo que se rodaron inmediatamente después de la tragedia en 1912, hasta las producciones con mayor rigor científico en el contenido de National Geographic.

Década de los 10

El mismo año en que se produjo el hundimiento se produjeron dos películas.

Saved from the Titanic (Salvados del Titanic) (1912)

In Nacht und Eis (En la noche y el hielo) (1912)

Década de los 20

Atlantic (1929)

Década de los 30

Cavalcade (1933). La película giraba en torno a la vida de una familia durante los últimos años del siglo XIX y principios del XX, donde el Titanic se cruzaba en su historia.

Década de los 40

Titanic (1943)

Titanic
Película sobre el Titanic rodada en la Alemania Nazi

 

Década de los 50

Titanic (1953)

A night to remember (La última noche del Titanic) (1958)

Década de los 70

Según parece durante los años 60 y 70 el tema titánico no despertó demasiado interés, aunque dejó una película a punto de finalizar dicho periodo.

Upstairs and downstairs (Arriba y abajo) (1973)

La popular serie de televisión británica, también incluyó el hundimiento del Titanic en uno de sus episodios, pero sin que hubiesen escenas específicas. Se trata del episodio “A house divided” (de la tercera temporada), en la que se confirma la muerte de Lady Bellamy en la tragedia.

Sos Titanic (1979)

Década de los 80

La década de los 80 trajo una de las películas más espectaculares rodadas sobre el Titanic. Fue la primera en que se escenificó su posible reflotamiento.

Raise the Titanic (Rescaten el Titanic) (1980)

Década de los 90

La década de los 90 fue prolifera en cuanto a producciones, con el incentivo de que ya se rodaron habiéndose localizado los restos del naufragio en el fondo del mar, en 1985.

Titanic (1996)

La femme de chambre du Titanic (La camarera del Titanic) (1997)

Titanic
Película franco-hispano-italiana dirigida por Bigas Luna

Titanic (1997) de James Cameron

Años 2000s

Y con la llegada del siglo XXI llegó el “boom” cinematográfico del tema.

La véritable histoire du Titanic (2001)

Titanic: The Legend goes on (2001) (en dibujos animados)

Titanic II (2010)

Titanic: Blood and Steel (Titanic: Sangre y acero) (2012)

Titanic (2012)

National Geophafic

Y no podemos finalizar este recorrido cinematográfico y televisivo sin realizar una mención especial a los magníficos reportajes científicos realizados por National Geophafic, con motivo de la conmemoración del centenario del hundimiento: Titanic 100 years.

El nuevo Titanic: MV Titanic II

Es evidente que la pasión por el mito nunca se ha perdido, y su interés por mantenerlo vivo es constante. De ahí que incluso en 2012 se llegó a presentar un proyecto para construir una réplica real del trasatlántico.

A pesar de toda la publicidad que se le dio inicialmente al proyecto, en la actualidad se desconoce en qué situación se encuentra. Parece ser que sigue en marcha, pero no hay demasiada información actualizada que dé alguna pista sobre el asunto.

Lo que sí que es un hecho, dado el paralelismo y exactitud entre ambos diseños, es que si finalmente se llevase a término se podría decir que el Titanic ha resurgido de sus cenizas.

De viaje al Titanic

Pero si de momento no se podrá viajar en la réplica, si que va a ser factible hacer turismo hacia sus restos en el fondo del mar.

Si lo que nos mostraban en la película de 1980 “Rescaten al Titanic”, científicamente ya se ha descartado -se sabe de manera fidedigna que nunca será posible hacerlo, e incluso se ha puesto fecha a su desaparición definitiva, lo que si que se va a hacer realidad es poder ir a visitarlo en el fondo del mar. “Si el Titanic no viene a nosotros, ¡nosotros iremos al Titanic!”.

La empresa estadounidense OceanGate ha organizado una serie de expediciones por el Atlántico Norte para 2018 (Titanic Survey Expedition: 2018), que se han abierto a la participación de “posibles turistas” que se podrán unir al equipo como “especialistas en misión”.

Eso sí, para ello se deberá poder abonar la cantidad de 105.129 dólares que, en la actualidad, equivale al coste del pasaje de Primera Clase que pagaron los “afortunados” viajeros del primer y último viaje del trasatlántico.

Evidentemente, ya está todo “sold out!”

Ryan Mansion Boutique Hotel

Y si te gusta la historia del mito, pero no eres de mar adentro, una posibilidad “más factible” es viajar hasta St. John’s Newfoundland (Terranova y Labrador), y alojarte en este magnífico hotel: el Ryan Mansion Boutique Hotel.

Un lugar donde no solo tienen una escalera principal construida por los mismos que construyeron la del Titanic y en el mismo periodo, sino que ofrecen cenas que rememoran las que se ofrecieron en el comedor de Primera Clase, con una vajilla y unos utensilios, copia exacta de los que se usaron allí, encargados ex profeso en el Reino Unido.

El menú está basado en el que se sirvió a los pasajeros de Primera Clase la última noche del viaje, complementada con platos basados en los menús de Segunda y Tercera Clase, servidos como acompañamiento.

Para hacerlo, solo es necesario viajar a esa zona de Canadá y conseguir una reserva en este fantástico hotel.

Titanic
Vajilla copia de la que se usaba en el comedor de Primera Clase del Titanic

Para saber más:
¡Señores, ha sido un placer tocar con ustedes!