SU ALTEZA REAL LA PRINCESA BEATRIZ DEL REINO UNIDO

El artículo que le dedicamos a la reina Victoria, “una reina que le dio nombre a una era”, nos llevó a interesarnos por ampliar el estudio a la historia familiar de cada uno de sus nueve hijos e hijas, analizando poco a poco las diferentes ramificaciones familiares que provocaron. Hoy empezamos por el final, y vamos a seguir la pista de los lazos familiares establecidos a través de su última hija: la princesa Beatriz del Reino Unido.

La princesa Beatriz del Reino Unido

Beatriz del Reino Unido
SAR la princesa Beatriz del Reino Unido

El 14 de abril de 1857 nació, en Buckingham Palace, Beatrice Mary Victoria Feodore. Como a sus hermanos y hermanas, desde su nacimiento se le otorgó el título de princesa del Reino Unido y tratamiento de Alteza Real como hija de la reina Victoria y el príncipe Alberto.

Compañera y asistente personal de la reina Victoria

Fue la novena y última hija del matrimonio. Y, debido a diferentes tragedias familiares, la vida quiso que se acabase convirtiendo en una compañera de vida y asistente personal de su madre, la reina.

Cuando nació la princesa Beatriz, su hermana mayor, la princesa Victoria del Reino Unido ya había cumplido los 16 años y llevaba dos años comprometida con el futuro emperador de Alemania y rey de Prusia, Federico III, con el que contrajo matrimonio solo un año después del nacimiento de su hermana.

Beatriz del Reino Unido
Beatriz de niña junto a sus padres

Al matrimonio de Victoria le siguieron el del resto de sus hermanos y hermanas, que fueron abandonando la casa familiar progresivamente, mientras ella todavía era una niña y posterior adolescente.

Cuando la princesa contaba solo cuatro años de edad, el 14 de diciembre de 1861 falleció su padre de manera relativamente inesperada, lo que motivó que su madre se sumiese en una grave depresión y se enlutase de por vida, algo que influiría, inevitablemente, en el estilo de vida que tuvo que llevar la joven princesa, rodeada por un ambiente entristecido y sombrío.

Unos años más tarde, su hermana Alicia moría moriría de manera relativamente súbita, con solo 35 años de edad. Otra tragedia familiar que también influiría negativamente en la joven princesa, que tenía solo 21 años.

Ningún pretendiente era apropiado

A diferencia de lo que ocurrió con sus hermanos y hermanas, con cuyos matrimonios se intentaron establecer diferentes “relaciones de estado”, Beatriz tuvo que descartar a muchos de sus pretendientes dado que su madre no quería, bajo ningún pretexto, que la princesa pudiese abandonar el hogar familiar. Si se llegaba a casarse “my baby” (su bebé), tal y como la llamaba la reina, tenía que quedarse a vivir en casa.

Beatriz del Reino Unido
La reina Victoria junto a una joven princesa Beatriz

Entre sus primeros pretendientes contó con el propio viudo de su hermana Alicia, Luis IV, Gran Duque de Hesse, y el príncipe Luis Napoleón de Francia, hijo del emperador Napoleón III y la emperatriz Eugenia de Montijo, cuya dramática muerte acabó con las posibilidades de un noviazgo.

Finalmente, en 1884, cuando la princesa Beatriz ya tenía 27 años conoció a un príncipe alemán de bajo rango, sin dinero ni propiedades. Ese hecho fue algo que la reina Victoria vio con muy buenos ojos. Suponía que esa falta de medios y de títulos haría que el nuevo matrimonio no tuviese que trasladarse a ningún otro lugar, y pudiesen permanecer junto a ella. El príncipe formaba parte de una antigua dinastía condal alemana, que se había rehabilitado tras el matrimonio morganático de sus padres: los Battenberg.

SAS el príncipe Heinrich Moritz von Battenberg

El pretendiente de la princesa Beatriz del Reino Unido era el príncipe Heinrich Moritz von Battenberg, cuarto hijo del príncipe Alexander von Hesse-Darmstadt y de la condesa Julia Teresa Salomea Hauke, una antigua dama de compañía de la hermana del príncipe (futura emperatriz María Alexandrovna, esposa del zar Alejandro II), y que habían contraído matrimonio tras el correspondiente escándalo social.

De acuerdo con las normas aristocráticas que imperaban en la época, establecidas en el Almanaque de Gotha, a la condesa no se le concedió ni el título ni el tratamiento de su marido, y sus futuros descendientes quedaron apartados de la línea de acceso al trono gran ducal.

No obstante, con la finalidad de que los descendientes del matrimonio pudiesen llevar un título nobiliario de rango superior al de la condesa, el gran duque reinante rehabilitó el antiguo título de la Casa de Battenberg y, por decreto, elevó a la condesa al rango de princesa de Battenberg, con tratamiento de Alteza Serenísima.

Beatriz del Reino Unido
El príncipe Enrique de Battenberg en el centro, junto a sus padres (izquierda) y su hermano, Luis junto a su esposa (derecha)

El matrimonio tuvo cinco hijos que, como estaba previsto, heredaron el título y el tratamiento de su madre, pero que fueron excluidos de la línea sucesora al Gran Ducado. El hermano mayor del príncipe Enrique, Luis de Battenberg se casó con la princesa Victoria de Hesse-Darmstadt, nieta de la reina Victoria e hija del gran duque Luis IV de Hesse-Darmstadt (pretendiente de Beatriz), primo hermano de los Battenberg.

Cuando la reina Victoria se aseguró que el matrimonio permanecería a su lado, dio el consentimiento para la boda, que se acabó celebrando el 23 de julio de 1885, en la iglesia de St. Mildred en la isla de Wight.

Un día antes de la boda, la reina concedió a su yerno el tratamiento de Alteza Real, para equipararlo al rango de su esposa, y lo nombró Caballero Gran Cruz de la Orden de la Jarretera. En Alemania, Enrique siguió conservando su anterior título familiar, el de príncipe de Battenberg, y en el Reino Unido, la pareja adoptó la fórmula típica británica de Their Royal Highnesses Prince and Princess Henry of Battenberg.

Beatriz del Reino Unido
El príncipe Enrique de Battenberg y la princesa Beatriz del Reino Unido el día de su boda

La princesa Beatriz y el príncipe Enrique tuvieron cuatro hijos: Alexander, Victoria Eugenie, Leopold y Maurice, y tal y como habían prometido a la reina Victoria, permanecieron junto a ella en Osborne House, o acompañándola en sus desplazamientos.

Por autorización real, el 13 de diciembre de 1886 y tras el nacimiento del primer hijo de la princesa Beatriz, la reina Victoria le otorgó a su nieto el tratamiento de Alteza, pero sin título de príncipe del Reino Unido, cosa que se trasladaría posteriormente al resto de los hijos de la pareja. En Alemania, sin embargo, sí que fueron mantuvieron la consideración de príncipes y princesas de Battenberg, con tratamiento de Altezas Serenísimas, tal y como había ocurrido con su padre.

Beatriz del Reino Unido
Los cuatro príncipes de Battenberg en la infancia junto a su madre y su abuela

El príncipe Enrique murió de malaria en 1896, durante una campaña militar en África, y lo enterraron en la iglesia de St. Mildred donde se había casado con la princesa británica. En su honor, a la capilla en donde se colocó su sarcófago se le dio el nombre de Battenberg, donde casi cincuenta años más tarde también sería enterrada la princesa Beatriz.

Tras enviudar la princesa, la reina nombró a su hija gobernadora de la Isla de Wight, un cargo más honorífico que administrativo, que había ostentado el príncipe Enrique desde 1889 hasta su muerte.

Una “especial” asistente personal de la reina

La princesa se mantuvo junto a su madre hasta su muerte en 1901, convirtiéndose en una eficiente asistente “no oficial” de la reina, que se encargaría de organizar la documentación y correspondencia privada de la reina. Una labor que, a petición de su madre, le llevó a destruir dos terceras partes de todos los documentos, para pesar de los historiadores y de otros miembros de la familia real.

Beatriz del Reino Unido
La princesa Beatriz junto a su madre, en la última etapa de su vida

Tras la muerte de la reina Victoria

Tras el fallecimiento de su madre, la princesa Beatriz continuó viviendo dentro de la finca de Osborne House, concretamente en el Castillo de Carisbrooke, residencia oficial del Gobernador de la Isla de Wight. Allí se encargó de restaurar diferentes dependencias y edificios anexos, como la casa del guarda o la capilla, que en 1914 dedicaría a la memoria de su hijo pequeño. También renovó los jardines según un diseño eduardiano, y que actualmente se conocen como Princess Beatrice Garden.

En un principio se dedicó a realizar obras de caridad e inaugurar monumentos en memoria de su madre, pero tras la muerte en combate de su hijo pequeño, durante la Primera Guerra Mundial, se retiró de la vida pública.

Beatriz del Reino Unido
Fotografías de la princesa Beatriz junto a algunos de sus nietos, y junto a su hija Ena

Sus últimos años los pasó en Brantridge Park, en donde falleció a los 84 años, el 26 de octubre de 1944, sesenta y seis años después de que muriese su hermana Alicia y tras sobrevivir treinta años a su hijo Maurice. Fue la última hija de la reina Victoria y el príncipe Alberto en fallecer.

Lazos familiares

De los cuatro hijos que tuvo la princesa Beatriz, solo dos llegaron a formar sus propias familias. Todos llevaron el titulo de príncipe o princesa de Battenberg desde el momento de su nacimiento hasta 1917, cuando tuvieron que rechazar los títulos nobiliarios alemanes y transformar el apellido Battenberg en el de Mountbatten.

Beatriz del Reino Unido
Los cuatro príncipes de Battenberg

Príncipe Alexander Albert of Battenberg

Ver biografía

Fue el hijo primogénito de la princesa, y se casó con Lady Irene Francis Adza Deniso, hija única del II conde de Londesborough y de Lady Grace Adelaide Fane. Tuvo una única hija, Lady Iris Mountbatten, actriz y modelo británica.

A través de la resolución real de 1917, su primo el rey Jorge V, le concedió el titulo de I Marqués de Carisbrooke, junto a los títulos subsidiarios de conde de Berkhampsted y vizconde Launceston. A partir de ese momento, el príncipe Alexander se convirtió en Sir Alexander Mountbatten.

Princesa Victoria Eugenie of Battenberg

Ver biografía

Victoria Eugenie Julia Ena fue la única hija de la princesa Beatriz. Su matrimonio con el rey de España la convirtió en reina consorte de España, posición que conservaría hasta 1931, cuando fue proclamada la II República Española y tuvo que marchar al exilio, junto a sus hijos.

A través del matrimonio de la princesa Victoria Eugenia, la casa real británica se emparentó con los Borbones, aunque su conversión al catolicismo no acabó de ser demasiado bien vista en la corte británica.

Príncipe Leopold of Battenberg

Ver biografía

Fue el tercer hijo de la princesa Beatriz y, como su hermano Leopoldo, en 1917 tuvo que renunciar a su titulo de príncipe alemán. No recibió ningún titulo nobiliario británico, pero se le concedió el título y la precedencia que ostentan los hijos de un marqués, por lo que, desde ese momento, fue conocido como Lord Leopold Mountbatten, caballero gran cruz de la Real Orden Victoriana.

Debido a que fue uno de los varones hemofílicos de la casa real británica, enfermedad que heredó a través de su madre, murió a los 32 años durante una operación de cadera, sin haber contraído matrimonio, ni tener descendencia.

Príncipe Maurice of Battenberg

Ver biografía

Maurice Victor Donald fue el benjamín de la familia. Durante toda su vida ostentó el título el príncipe de Battenberg, que no llegó a tener que cambiar como si hicieron sus hermanos, ya que falleció en combate durante la I Guerra Mundial, en 1914, tres años antes de la resolución real de 1917.

El cuerpo del príncipe no fue trasladado al Reino Unido, y está enterrado en el cementerio que la Commonwealth War Graves Commission tiene en la ciudad belga de Ypres.

Beatriz del Reino Unido
Imagen de los príncipes de Battenberg durante su infancia

Para saber más:
Beatriz del Reino Unido
Princess Beatrice of the United Kingdom
Who was Princess Beatrice?
The weddings of Queen Victoria’s children
Princess Beatrice of the United Kingdom, Princess Henry of Battenberg
Queen Victoria’s Strawberry Leaf Tiara