LAS BARRAS Y ESTRELLAS ONDEAN DE NUEVO EN LA HABANA

Según la primera acepción del término Bandera en el Diccionario de la Real Academia Española, se define como: “Tela de forma comúnmente rectangular, que se asegura por uno de sus lados a un asta o a una driza y se emplea como enseña o señal de una nación, una ciudad o una institución”.

Aunque la definición no lo mencione, esa simbología le otorga el privilegio de tener que ser tratada con el máximo respeto y que su uso, dentro del campo del protocolo, se debe hacer con el máximo cuidado, ya que debemos tener presente que no es ningún elemento decorativo como se suele ver en más de una ocasión.

Las fachadas de los hoteles son un ejemplo de ese uso inadecuado de las banderas, donde la mayor parte de las veces cumplen un mero papel decorativo, ya que ni saben por qué las ponen, ni cuál de ellas ostenta la presidencia, ni si se sigue una ordenación lineal o en alternancia. Pero lo que no se puede negar: “¡Es que les dan colorido!”.

A vueltas con ese simbolismo decorativo, estos días se ha vuelto a ver ondear la bandera de los Estados Unidos de América por las calles de La Habana; cosa que de hecho nunca había dejado de pasar. Y el lugar elegido, como no podía ser de otro modo, ha sido el balcón del hotel en donde se ha alojado la primera delegación de congresistas estadounidenses que se ha desplazado a la isla, tras el acercamiento diplomático que prometieron el presidente Barack Obama y el presidente Raúl Castro.

Pues bien, sea por simbolismo, por protocolo o por simple decoración, la cuestión es que la bandera allá que se ha colocado, y por si fuera poca la expectación, ha sido el servicio doméstico del establecimiento el encargado de llevarlo a cabo, tal y como se desprende de las imágenes publicadas en este enlace, de las que reproducimos una a continuación:

Barras y estrellas
La bandera de los EEUU de nuevo en los balcones de la Habana. Foto: La Patilla

Viéndolas, nos hemos preguntado: “¿Conocerán estás camareras de piso el Capítulo 1 del Título IV del Código de Estados Unidos?”. Lo más seguro es que no, aunque tampoco es necesario debido a que su aplicación solo se realiza dentro de la jurisdicción de los EEUU.

En el resto de lugares se debe aplicar la etiqueta local, y no dudamos de que estas empleadas lo hayan hecho de la manera más diligente posible.. Todo y que la bandera estadounidense, aunque tenga la precedencia, es menor en tamaño a la cubana. ¡¿Lo habrán hecho a propósito?!

Barras y estrellas
La bandera en el balcón de un hotel de la Habana, junto a la bandera cubana. Foto: La Patilla

Para saber más:
Flag of the United States etiquette
US Code Chapter 1. The Flag
United States flag code

Warning: A non-numeric value encountered in /customers/3/6/4/gabinetedeprotocolo.com/httpd.www/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326