CEREMONIA DE ENTRONIZACIÓN DEL ARZOBISPO DE CANTERBURY

Dos días después de celebrarse en el Vaticano la ceremonia de iniciación de pontificado del Papa Francisco, la iglesia de Inglaterra también ha celebrado una ceremonia de entronización, que ha pasado más desapercibida entre los que nos movemos en el mundo del protocolo.

Enthronement ceremony

El acto oficializó el inicio del ministerio del nuevo arzobispo de Canterbury, Reverendísimo Justin Welby, que sustituye al anterior prelado, Reverendísimo Rowan Williams, centésimo cuarto arzobispo de Canterbury y que ostentaba el cargo desde el año 2002.

La ceremonia se celebró el pasado jueves en la catedral de Canterbury, y asistieron 2000 invitados, entre los que estaban el príncipe de Gales, la duquesa de Cornwall, el primer ministro británico y diferentes representantes de los principales credos.

Arzobispo de Canterbury
Invitados en el interior del templo

La fecha elegida para la ceremonia, el 21 de marzo, es el día en que la iglesia anglicana recuerda el martirio de Thomas Cranmer en 1556, primer arzobispo de Canterbury tras el cisma que protagonizó Enrique VIII al separarse de la autoridad de los pontífices católicos, y la festividad de San Benito de Montecasino, una figura significativa tanto para la catedral de Canterbury, como para el nuevo arzobispo que es un oblato benedictino.

Con relación a la denominación de la ceremonia, actualmente se tiende a cambiar el término de entronización por el de inauguración, pero en este caso el primero sigue siendo válido, ya que la ceremonia gira alrededor de la toma de posesión de su asiento, que de hecho son dos.

La ceremonia dio comienzo a las tres de la tarde, con la lectura de una carta de la reina, gobernadora suprema de la Iglesia de Inglaterra, por parte del decano de la catedral de Canterbury, mientras que el arzobispo esperaba en el exterior, junto a la puerta oeste de la catedral. La misiva autorizaba al decano a ir a la puerta de la iglesia a saludar al arzobispo.

Seguidamente el arzobispo golpeó la puerta tres veces con su bastón pastoral y el decano preguntó quién era y por qué estaba allí. El arzobispo contestó las siguientes palabras: “llego conociendo nada más que a Jesucristo y su crucifixión, y me presento con miedo, debilidad y temblor”. A continuación se abrió la puerta y se le dio la bienvenida. El arzobispo fue acompañado hasta el altar, en donde el arzobispo de York le tomó el juramento de fidelidad a los estatutos de la Iglesia de Inglaterra y el juramento de fidelidad a la Reina de Inglaterra.

Arzobispo de Canterbury
El nuevo arzobispo de Canterbury durante la ceremonia de entronización. Momento en el que se golpea la puerta anunciando su llegada a la Catedral

El decano presentó al arzobispo un ejemplar del Evangelio, que llevó a Inglaterra San Agustín en el año 597, sobre el que juró fidelidad y fue declarado oficialmente arzobispo de Canterbury.

La ceremonia continuó con la entronización del arzobispo en dos asientos de la catedral, que marcó el momento cumbre de la ceremonia.

El significado de “cátedra” es uno de los elementos más destacados de la ceremonia de entronización de un arzobispo de Canterbury, ya que la cathedra latina describe el asiento donde un obispo se sentaba a enseñar a las personas de la diócesis, y en consecuencia la catedral es el templo donde está el trono del obispo.

 

La primera entronización se realizó en el trono diocesano (Diocesan throne) en condición de obispo de la sede de Canterbury. El arzobispo fue acompañado al primer trono por el arcediano de Canterbury, cargo que actualmente ostenta un clérigo femenino, por lo que ha sido la primera vez en la historia que una mujer ha entronizado al clérigo de más alto rango en la Iglesia Anglicana.

Arzobispo de Canterbury
St Augustine’s Chair

A continuación se dirigió a la silla de San Agustín (the chair of St Augustine), un trono de mármol, donde se sentó en condición de primado de toda Inglaterra, desde donde leyó el Evangelio y predicó un sermón. En la simbología de la ceremonia, esta parte tiene mayor relevancia que la anterior, ya que la primera entronización es la que comúnmente realiza cualquier obispo al asumir el cargo en la catedral.

Arzobispo de Canterbury
El nuevo arzobispo ya sentado en la Silla de San Agustín

También la simbología de las vestiduras del arzobispo formaron parte de la ceremonia. Estaban inspiradas en el primer milagro que Jesús hizo en las Bodas de Caná, por lo que el color azul y el púrpura representaban el agua y el vino en el que se convirtió, así como a las aguas del bautismo. Los tres peces de la capa pluvial y la mitra representaban a la Santísima Trinidad, a la vez que recordaban que los cristianos son miembros de una comunidad de pescadores de hombres.

Arzobispo de Canterbury
Detalle de la mitra y de la capa pluvial

Sobre la biografía del nuevo arzobispo, dos hechos anecdóticos que vale la pena comentar. Está casado y tiene cinco hijos (aunque es un hecho habitual entre los párrocos anglicanos), y su madre fue secretaria del primer ministro Winston Churchill.

Origen de la Iglesia de Inglaterra

El origen de la Iglesia de Inglaterra se remonta a los primeros siglos de la cristiandad. En el año 180 ya había una primitiva diócesis en Londres, y se cree que llegó a través de los esclavos o de algunos cristianos que huían a las islas Británicas para librarse de la persecución. Cuando en el año 597 llegó San Agustín de Canterbury con una misión de monjes para evangelizar a los pueblos anglos, ya se encontraron con una iglesia consolidada de carácter nativo, que se conocía como Iglesia Celta. La primera iglesia oficial se estableció en Canterbury, antigua capital del reino, y San Agustín fue el primer arzobispo de la sede. A lo largo de los siguientes siglos esta iglesia fue absorbiendo gradualmente todas las iglesias cristianas celtas preexistentes. La Iglesia de Inglaterra se mantuvo como parte de la Iglesia Romana hasta 1534, cuando Enrique VIII decidió separarse de ella.

El arzobispo de Canterbury

El arzobispo de Canterbury (Archbishop of Canterbury) es el líder espiritual y está reconocido como primus inter pares (primero entre sus pares) entre todos los primados del anglicanismo, aunque su autoridad no es equiparable a la del Papa en la Iglesia Católica. Además es el obispo de la Diócesis de Canterbury, la más antigua de la Iglesia de Inglaterra y de todo el Reino Unido.

Es quien se ocupa de oficiar las ceremonias religiosas más importantes, como es el caso de la coronación del monarca, pero ocupa el segundo lugar dentro de la jerarquía ya que el monarca es oficialmente la cabeza de la Iglesia y ostenta el título de “Gobernador Supremo de la Iglesia de Inglaterra”.

El emblema de la iglesia anglicana es la rosa de los vientos, que representa su alcance mundial y su naturaleza descentralizada. Sobre ella aparece una mitra episcopal y en el centro una cruz de San Jorge, rodeada por el lema, escrito en griego, Ἡ ἀλήθεια ἐλευθερώσει ὑμᾶς que significa “la verdad os libertará” , y procede de una cita del Evangelio según San Juan.

Warning: A non-numeric value encountered in /customers/3/6/4/gabinetedeprotocolo.com/httpd.www/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326