EL COLOR BLANCO EN EL PROTOCOLO VATICANO

Desde que Su Santidad el Papa Benedicto XVI comunicó su renuncia, que entrará en efecto a partir de hoy, todos los encargados del protocolo y de la gestión de las normas vaticanas han tenido que iniciar una ardua tarea para rediseñar algunas de las tradiciones que se han llevando a la práctica a lo largo de los últimos seiscientos años, tiempo en el que no se había producido una situación como la que en breve se dará: la cohabitación de un Papa en ejercicio y un Papa retirado.

Una de las novedades que han ido saliendo a la luz es que en el momento en que el Cardenal Camarlengo proceda a anular el anillo del Pescador, símbolo de los papas, Benedicto XVI pasará a ser considerado Papa emérito, tal y como ocurre con los obispos que dejan su cargo.

Privilege du blanc
Su Santidad Benedicto XVI con el Anillo del Pescador

Asimismo, también se ha comunicado que la Guardia Suiza dejará de encargarse de su seguridad, desde el mismo momento en que cese oficialmente en sus funciones.

Pero uno de los temas que más está dando que hablar es el tema de la indumentaria que utilizará en un futuro.

Inicialmente se había comentado que volverá a vestir tal y como lo había hecho previamente a su elección en 2005, pero finalmente se ha sabido que podrá seguir vistiendo una sotana de color blanco sin muceta, y cambiará el color de los zapatos de rojo a marrón, ya que el rojo es de uso exclusivo para el Papa, porque simboliza la sangre derramada por Cristo y por los mártires.

Privilege du blanc
Sotana blanca y zapatos rojos, de uso exclusivo para el Papa

Y es aquí dónde nos planteamos la cuestión que nos lleva a nuestro tema de hoy: ¿Por qué el Papa viste de blanco?

¿Por qué el Papa viste de blanco?

Antiguamente el color con el que habían vestido los Papas era el tono rojo de la Púrpura Imperial, color que simboliza la máxima autoridad espiritual y con el que fue investido Constantino el Grande, emperador que legalizó la religión cristiana. El uso del color blanco se limitaba al alba o túnica que vestían durante las celebraciones litúrgicas.

Con la llegada al papado del primer religioso de la Orden de los Dominicos, esa tradición cambió. En 1276, Inocencio V optó por continuar utilizando el hábito blanco de la orden eclesiástica a la que pertenecía, tal y como hicieron posteriormente Benedicto XI en 1302; Nicolás V en 1447 y Pío V en 1566.

A partir de ese momento, todos los siguientes Papas, aunque no procediesen de la Orden de los Dominicos, tomaron por norma en el vestir usar una sotana blanca, tradición que ha llegado hasta la actualidad.

El color rojo se mantuvo en algunos complementos como el gorro camauro, el sombrero de ala ancha o la muceta, que estaban en desuso desde el papado de Pablo VI y que el Benedicto XVI ha recuperado.

Privilege du blanc
«María con Santo Domingo y Santo Tomás». Obra de Fra Angélico

Siguiendo con el protocolo eclesiástico, el color blanco también está presente en otras dos tradiciones relacionadas con el protocolo de la Iglesia Católica.

Primera tradición: los colores litúrgicos

Según explican los expertos en la materia, durante el papado de Inocencio III, en 1198 se estableció un simbolismo entre los colores y sus interpretaciones alegóricas mencionadas en las Escrituras, que se hizo oficial durante el papado de Pio V en 1570, y dio lugar a la creación de los conocidos como colores litúrgicos, que se utilizan dependiendo la celebración que tenga lugar a lo largo del Año Litúrgico.

Privilege du blanc
Blanco, rojo, verde y morado

El color blanco (que también incluye el amarillo y el dorado) simboliza la pureza y la alegría, y es el color privilegiado de las fiestas católicas más solemnes como la Navidad, la Epifanía, la Pascua, la Ascensión y de las festividades relacionadas con la Virgen Maria, los ángeles y los santos que no fueron mártires.

El color rojo, que simboliza el fuego y la sangre, es usual verlo durante las celebraciones de la Semana Santa y la Pasión, así como el día de Pentecostés o durante las festividades de mártires y apóstoles. También se usa durante las celebraciones exequiales en el Vaticano, ya que se considera un color de duelo.

Privilege du blanc
Funeral del Papa Juan Pablo II

El color verde, también llamado «color de la esperanza», se utiliza durante el tiempo ordinario que incluye todos los días del calendario litúrgico en que no se celebra ninguna fiesta especial. Y el color morado, símbolo de la penitencia, que se utiliza principalmente durante el Adviento, la Cuaresma y otras celebraciones penitenciales.

Privilege du blanc
Rosa y azul celeste

Y, por último, mencionar el color rosa y el color azul celeste que se usan de manera exclusiva en tres días del año.

El color rosa, que a pesar de que su uso viene de lejos, no es tan habitual como los mencionados hasta ahora y solo se usa dos domingos al año. Concretamente el domingo gaudete (a mitad del Adviento) y el domingo letare (a mitad de la Cuaresma). El primer domingo se celebra que ya queda poco para el Nacimiento de Cristo, y en el segundo, poco para su Resurrección.

Por su lado, el color azul celeste recuerda el dogma de la Inmaculada Concepción y lo visten los sacerdotes de la Iglesia Católica Española y Latinoamericana el día 8 de diciembre. Es un privilegio que concedió la Santa Sede a los sacerdotes españoles y a los de sus colonias en 1864, como reconocimiento a su defensa del dogma desde mucho antes que el Papa Papa Pio IX lo estableciera en 1854. Hay que recordar que la celebración de la Inmaculada como patrona y protectora es una tradición muy arraigada, que incluso llevó al rey Carlos III a elegir los colores que representan a la Virgen María -el azul y el blanco- para diseñar la banda de las distinciones de su Orden.

Segunda tradición: el Privilège du blanc

Por último, y retornando a las normas que rigen la indumentaria en el protocolo vaticano, no podemos dejar de mencionar el Privilège du blanc (Privilegio del blanco), que como el nombre indica también tiene que ver con el color blanco.

De acuerdo a la etiqueta del Vaticano para asistir a una audiencia papal privada, los caballeros deben vestir frac y las damas un vestido negro de manga larga sin escote, y un velo que les cubra la cabeza. Sin embargo, en el caso de las damas existe un privilegio papal que permite a algunas de ellas sustituir el negro obligatorio por el color blanco. De ahí que el privilegio se conozca como Privilège du blanc, según su nombre francés original.

Privilege du blanc
La reina Elizabeth del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Foto: abcnews.com
Privilege du blanc
La primera dama estadounidense, Michelle Obama. Foto: New York Daily News

La dispensa del Privilège du blanc se le concedió inicialmente a las reinas de España, y luego se fue extendiendo al resto de reinas católicas de Europa, entre las que se encontraban la emperatriz de Austria y reina de Hungría, las reinas de Francia, Bélgica, Italia, Portugal, Polonia y Baviera, las grandes duquesas de Luxemburgo y Lituania, las princesas consortes de algunos principados alemanes y la consorte del Capitán Regente de San Marino. No obstante, en la práctica solo lo usan las reinas de España, Bélgica y la gran duquesa de Luxemburgo, como también hicieron las reinas de Italia hasta la abolición de la monarquía.

Privilege du blanc
La reina Sofia y la reina Paola. Foto: Hola
Privilege du blanc
La gran duquesa Maria Teresa de Luxemburgo. Foto: Hola

Con relación a las princesas de Liechtenstein y de Mónaco, a pesar de su condición de soberanas católicas, hasta el momento no se les había otorgado el privilegio, por lo que siempre habían acudido al Vaticano vestidas de negro. Pero el pasado mes de enero, la princesa Charlene de Mónaco vistió de blanco por primera vez en la audiencia que el Papa concedió a los príncipes, lo que hizo especular sobre un posible error de protocolo.

Privilege du blan
Visita de los príncipes de Mónaco al Papa Pio XII
Privilege du blanc
Audiencia papal a los príncipes de Mónaco en la que, por primera vez, la princesa ha vestido de color blanco

De manera inmediata, la oficina de prensa del Vaticano confirmó que «de acuerdo con el ceremonial prescrito para las soberanas católicas, la princesa había sido autorizada a vestir de blanco…», de lo que se desprende que ya se le ha reconocido el privilegio a una de ellas.

La sorpresa con que se recibieron las primeras imágenes de la indumentaria de la consorte monegasca Mónaco, antes de conocer el comunicado oficial, hizo pensar en la polémica que suscitó la esposa del ex primer ministro británico, Cherie Blair, cuando en 2006 optó por acudir al Vaticano vestida de blanco.

Privilege du blanc
Cherie Blair durante la audiencia papal en la que se saltó la etiqueta. Foto: AFP Getty Images
Warning: A non-numeric value encountered in /customers/3/6/4/gabinetedeprotocolo.com/httpd.www/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326