DAISY DE DINAMARCA, UNA ARTISTA QUE REINA ¿O AL REVÉS?

Si de algo nunca se le podrá acusar a Daisy de Dinamarca es de ser una reina que pasa desapercibida. A medida que ha ido envejeciendo, el colorido de su vestuario ha sido aumentando. Todo un «puntazo» en un país escandinavo donde el sol -como suele decir las malas lenguas- no es su punto fuerte.

Estos días, la Casa Real Danesa ha publicado una nueva imagen de la reina vestida de gran gala, luciendo joyas y condecoraciones, motivo que nos ha dado pie a poder publicar este post que ya hace tiempo estábamos preparando, y que no encontrábamos excusa para hacerlo.

Daisy de Dinamarca
Imagen oficial de la reina de Dinamarca. Foto: Casa Real Danesa

Una reina «campechana», pero de verdad

Aunque el tema de la monarquía está en cuestión en algunos países, en el caso de Dinamarca no ocurre igual. O eso dicen, si se les pregunta a los daneses.

La verdad es que Margrethe (o Daisy como se le conoce popularmente) es una reina que se ha ganado a sus gentes. ¿Cuántas reinas han salido en bata de dormir a agradecer que le deseen un feliz cumpleaños?

El porqué de Daisy | Su abuela materna, la princesa Margaret of Connaught (hija del príncipe Arturo del Reino Unido y, por lo tanto, nieta de la reina Victoria), fue en quien se inspiraron para ponerle el nombre y el apodo de “Daisy” (Margarita en inglés), ya que es muy popular entre las británicas que llevan por nombre Margaret, país de origen de la princesa Margaret, que por matrimonio se convertiría en princesa heredera de Suecia, país de origen de los ancestros de Daisy, por vía materna.

 

La monarca europea «ratificada» por su pueblo

Margrethe Alexandrine Þorhildur Ingrid no es la reina que más tiempo lleva en el cargo -ese honor se lo lleva su prima Elizabeth II-, pero sí que es la que representa a la casa real más antigua del mundo.

Nació el 16 de abril de 1940, siete días después que los Nazis invadiesen Dinamarca, algo que marcó sus cuatro primeros años de vida.

En 1953 se votó una reforma constitucional que permitiría que pudiese convertirse oficialmente en heredera al trono, algo que hace que se la considere como la única monarca europea «ratificada» por su pueblo. De ahí que el carácter antidemocrático que se le otorga a la monarquía como tipo de gobierno, en Dinamarca queda parcialmente resuelto.

Daisy de Dinamarca
Daisy de Dinamarca, una artista que reina. ¿Qué mejor manera que hacerle un homenaje a la monarca que usando una de sus técnicas plásticas preferidas, como es el decoupage?
Daisy de Dinamarca
Descanso durante la boda de su ahijado el príncipe Carlos Felipe de Suecia (FOTO: © GTRESONLINE)

Reina versus artista

Pero dejando de lado la vertiente puramente real, Daisy de Dinamarca está considerada «una reina artista». Desde joven se ha interesado por las diferentes artes, destacando especialmente en el campo de la pintura y la ilustración.

Dicen que la obra de John R.R. Tolkien, «El señor de los anillos» fue una de sus fuentes de inspiración, y que durante la infancia de sus hijos, no solo les leía las obras sino que decoraba las habitaciones dibujando los paisajes que se describían allí. De ahí que a principios de los 70, algunos de esos dibujos se usan para ilustrar la publicación de la trilogía traducida al danés, pero bajo el seudónimo de Ingahild Grathmer.

La historia parece ser que fue así: Cuando todavía era princesa heredera, Daisy de Dinamarca decidió enviar un pliego de sus ilustraciones al propio Tolkien, que impactaron profundamente en el escritor al ver que plasmaban perfectamente lo que describía en sus libros. Por eso, en 1977 -cuando ya era reina- los dibujos se usaron para ilustrar la edición danesa de los libros (Ringenes Herre), pero usando el seudónimo anteriormente indicado, así como en otra versión publicada en el Reino Unido.

Daisy de Dinamarca
Una de las ilustraciones de Ingahild Grathmer

Más adelante, también como Ingahild Grathmer, ilustraría el libro de Jørgen Stegelmann, director de la Escuela Krebs, sobre la vida del legendario rey danés Regnar Lodbrog, dejando constancia de su interés por la historia de los vikingos.

Un dilatado currículum de artista

Pero ese, aunque importante y destacado, no ha sido el único trabajo artístico que forma parte del currículum de esta artista, que además es reina.

Repasando su «currículum», Daisy de Dinamarca ha realizado otras tantas colaboraciones artísticas tanto como escenógrafa, como vestuarista, llegando a formar parte del equipo artístico del ballet del Tivoli de Copenhague.

En 1967, tal y como confesó más tarde la propia reina, ayudó al sastre Jørgen Bender en el diseño de su propio vestido de novia.

Daisy de Dinamarca
Vestido de novia de Daisy de Dinamarca.
El vestido de novia | Un vestido que destacó, especialmente, por el magnífico encaje irlandés que lucía la parte frontal de la falda y que llegó a la familia real como un regalo nupcial que le realizaron a la princesa Margaret of Connaught en 1905, con motivo de su boda, y que después heredó su hija la reina Ingrid, y que también usó en su boda en el 1935. En 2004, la actual princesa heredera, Mary de Dinamarca, lo volvió a lucir a modo de velo.

 

Ha diseñado su propio monograma (así como el de sus hijos y nietos), y su propio sarcófago, obra que se ha encargado de llevar a la práctica Bjørn Nørgaard, uno de los artistas de mayor prestigio en Dinamarca, y que ya está ubicado en la Roskilde Domkirke, donde se entierran a los reyes daneses desde el año 1413.

Daisy de Dinamarca
Monograma de Daisy de Dinamarca. [Ver más: The Queen’s artistic works.]

«Sarkofag» [Más info: Berlingske.bmcdn.dk]
En 1981 bajo el pseudónimo SM Vejervjer, la reina ayudó su esposo a traducir del francés al danés la obra de Simone de Beauvoir, «Tous les hommes sont mortels».

Daisy de Dinamarca también ha protagonizado diferentes exposiciones artísticas, tanto en su país como en el extranjero. Entre las más conocidas está la que realizó en 1988 en la Køge Sketch Collection, y la de 2013, en el Museo de Arte ARoS, titulada «Pas de Deux Royal», donde se expusieron 150 creaciones entre escenografías, decoupages, textiles eclesiásticos, poemas y esculturas, tanto de la reina como del príncipe consorte.

La «reina» del decoupage y de la innovación en el diseño eclesiástico

Dicen que el decoupage es una de sus técnicas plásticas preferidas, y durante el confinamiento de la pasada primavera se mostraron imágenes de cómo pasaba su «encierro» creando nuevas obras.

También es conocida su participación en el diseño de escenografías y vestuarios para diferentes ballets del Tivoli, entre las que destacan las adaptaciones de las obras de Hans Christian Andersen, Sneedronningen y De vilde svaner .

Daisy de Dinamarca
H.M.THE QUEEN OF DENMARK HAS CREATED COSTUMES AND SCENOGRAPHY IN TIVOLI´s NEW BALLET «NØDDEKNÆKKEREN»

En el diseño del arte eclesiástico ha trabajado especialmente el textil, bordando diferentes antependiums, como el de la Schlosskirche Wittenberg, con motivo del 500 aniversario de la Reforma y centrado en la figura de Lutero.

El jueves, el día de la Daisy artista

Parece ser que el jueves es el día de la semana en que Daisy de Dinamarca suele «librar como reina», y dedicarse de lleno a su actividad artística, de ahí que tenga habilitados espacios-taller en los diferentes castillo en los que suele habitar.


Entre sus entretenimientos artísticos más hogareños está la tradición de pintar huevos para Pascua y construir calendarios de Adviento, dos actividades muy relacionados con las tradiciones luteranas del norte de Europa. Asimismo, ha colaborado en el diseño de sellos de correos solidarios que se emiten en Dinamarca, cada año por Navidad.

El estilo de Daisy de Dinamarca

Y como una artista suele tener un estilo muy particular en el vestir, Daisy de Dinamarca está considerada como una de la monarcas más rompedoras de Europa, que se atreve con cualquier tipo de vestimenta. Una exclusiva que empieza a «robarle» Máxima de Holanda.

A diferencia de su prima cuarta, la reina Elizabeth II del Reino Unido que lluce un estilo inamovible y uniforme -en donde solo cambia el color Pantone-, el estilo de Daisy de Dinamarca ha ido evolucionando hacia la ropa experimental y creativa, de manera inversamente proporcional a los años que ha ido cumpliendo. La ropa ha ido cambiando a medida que la reina envejecía, y cada vez a ido añadiendo más combinación de colores y diseños (digamósle más «llamativos»), pero perfectamente adaptados a su forma de ser. Algunos de ellos confeccionados por ella misma, que transmiten esa mirada creativa que tiene la reina-artista, y que la han convertido en una usuaria avanzada del reciclaje.

Aunque alguna vez haya llegado a sorprender a propios y extraños… ¿Tú que piensas?

Daisy de Dinamarca
Visita de estado a Argentina
Daisy de Dinamarca
El chubasquero de la reina Margarita. Artículo completo.
Daisy de Dinamarca
Queen Margrethe attended the premiere of The Nutcracker Ballet at Tivoli

También te puede interesar:
Se jubila el príncipe que no quiso ser florero
Amalienborg, no uno sino cuatro palacios
Curiosidades sobre los levées daneses de Año Nuevo

 

Warning: A non-numeric value encountered in /customers/3/6/4/gabinetedeprotocolo.com/httpd.www/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326