EL PROTOCOLO Y LAS PRIMERAS DAMAS

Primeras Damas
Foto de familia de Primeras Damas durante una cumbre del G20

Aunque el título de Primera Dama ni es oficial, ni sus funciones están reguladas en la mayoría de los países (muchos coinciden en su papel ambiguo y poco funcional), lo cierto es que ser cónyuge/pareja de un jefe de estado hace que, protocolariamente hablando, se deba tener en consideración, especialmente cuando asiste a actos oficiales como acompañante. Pero ¿qué papel desempeñan las Primeras Damas dentro de la jerarquía de un estado? y ¿de dónde procede el término?

El origen del título

El concepto de Primera Dama nació en los Estados Unidos de América. Tras su independencia de la Gran Bretaña, se creyó necesario encontrar un título adecuado para mencionar a la esposa de la recién creada figura presidencial, que venía a sustituir el papel de las reinas consortes europeas. Inicialmente se optó por usar los de Lady, Mrs. President, o Mrs. Presidentress, hasta que en 1843, el Boston Courier publicó un artículo sobre Martha Washington, a la que se refirió como Primera Dama. En 1849 el propio presidente estadounidense Zachary Taylor fue quien lo usaría en el discurso que impartió durante el funeral de su esposa, Dolley Madison. La influencia política del país a nivel global hizo que se acabase usando para nombrar a las esposas de los jefes de estado de la mayoría de países. En EEUU también se usan los términos First Couple (Primera Pareja) y First Family (Primera Familia).

Primeras Damas
First Lady Barbara Bush, center, poses for a photograph with five of her predecessors at the opening of the Ronald Reagan Presidential Library. The former first ladies include, from left: Lady Bird Johnson, Pat Nixon, Rosslyn Carter and Betty Ford. Nancy Reagan is standing beside Mrs. Bush.

Primeras damas y reinas consortes

Cuando hablamos de Primeras Damas nos solemos referir a las de países que están gobernados bajo un sistema político republicano, ya que en el caso de las monarquías es más normal hablar de Reinas Consortes.

El título de Primera Dama también se suele usar para referirse a las consortes de los jefes de gobierno, especialmente cuando acompañan a su cónyuge a una cumbre internacional, en la que coinciden jefes de estado y jefes de gobierno, como suele ocurrir en las Cumbres Iberoamericanas o en las reuniones del G20. En estos casos, creemos que sería más adecuado hablar de Segundas Damas.

También se suele usar en los diferentes estados o las grandes ciudades estadounidenses para referirse a la cónyuge del Gobernador o a la cónyuge del Alcalde, como en el caso de “la Primera Dama del estado de California” o “la Primera Dama de la ciudad de Nueva York”.

Primeras Damas
La Primera Dama estadounidense junto a la Primera Dama de California

Sus funciones y su protocolo

No es un cargo electo, ni nombrado, por lo que no tiene ningún tipo de responsabilidades políticas y, en consecuencia, sus funciones no están recogidas por la legislación vigente del país. No obstante, debido a la fuerte influencia que puede llegar a tener en el desarrollo de la carrera política de su cónyuge, es necesario que siempre sepa guardar las formas, y evite expresar opiniones que puedan afectar negativamente a su popularidad, incluso en situaciones comprometidas.

En base al cotejo de las agendas de las Primeras Damas de diferentes países, podemos realizar un listado de las principales funciones que suelen llevar a cabo. Además de las puramente protocolarias relacionadas con recepciones y visitas oficiales, en las que pueden participar tanto como anfitrionas como consortes acompañantes, suelen desempeñar un rol eminentemente social, colaborando con instituciones u organizaciones dedicadas a la promoción de la educación, la cultura y la salud, así como en aquellas relacionadas con la lucha contra la pobreza.

Primeras Damas
Fiesta de Navidad en la Casa Blanca

Si acuden a una cumbre de jefes de estado acompañando a sus cónyuges, es habitual que participen en lo que se conoce como un Spousal Program o Programa para acompañantes, que se desarrollará paralelamente al programa oficial, y en el que actuará de anfitriona la Primera Dama del país que la ha organizado.

A pesar de no tener ningún estatus legal, suelen disponer de una oficina propia en el palacio presidencial, de un pequeño equipo de trabajo formado por secretaria, asesores y servicio de seguridad, así como de vehículo oficial con chofer, cuyos salarios se sufragan a partir de una partida del presupuesto de la presidencia. Todo ello hace que se les denomine administrativamente, y especialmente en los EEUU, como “funcionarias de facto”.

Primeras Damas
Oficina de la Primera Dama de Francia en el palacio del Elíseo.

En las recepciones oficiales se les asigna el lugar que equivaldría al de las reinas consortes y, de acuerdo con el protocolo de consortes y acompañantes, ocupan el consecutivo al de su pareja. En caso de que acudan de acompañantes a un acto académico o cultural, y no se les haya invitado a formar parte de la presidencia, ocuparán un lugar destacado. En los actos a los que acudan sin consorte es evidente que, dada su posición, lo harán en condición de invitadas de honor, por lo que quedará resuelto el problema de dónde ubicarlas.

Primeras damas no cónyuges

Aunque en los EEUU es tradicionalmente imprescindible que el candidato esté casado para llegar a la presidencia, en otros países no ocurre lo mismo, por lo que se pueden dar situaciones en las que el papel de Primera Dama lo deba asumir otro miembro de la familia presidencial, o simplemente no exista.

En Corea del Sur, tras el asesinato de la esposa del presidente Park Chung-hee, su hija Park Geun-hye asumió el rol de Primera Dama hasta la finalización de su mandato. En la Federación Rusa, el lugar de la Primera Dama ha quedado desierto desde el divorcio del actual presidente. En la República del Ecuador, el cargo se ha anulado por sexista y fuera de lugar. Y en Francia, lo está desempeñando Valérie Trierweiler, compañera sentimental del presidente François Hollande, con la que no está oficialmente casado.

Primeras Damas
Park Geun-hye durante la presidencia de su padre, el presidente Park Chung-hee

El tratamiento protocolario

La no oficialidad del título hace que tampoco exista el correspondiente tratamiento, por lo que en la mayoría de los países se suele aplicar el tratamiento equivalente al de su cónyuge, es decir, el de Su Excelencia.

Primer caballero o príncipe consorte

Y cuando el jefe de estado es una mujer ¿qué título recibe su cónyuge? En el caso de los EEUU, pioneros en estos lances, todavía no se ha dado la situación de que una mujer llegue a la presidencia, por lo que la respuesta la tenemos que ir a buscar a otros países donde sí que ha pasado. En esos casos se ha optado por usar el título de Primer Caballero en las repúblicas (¡para nosotros con connotaciones algo desfasadas y medievales!), y el de Príncipe Consorte en los países con sistemas monárquicos.

Algunas primeras damas con nombre propio

Para finalizar, mencionaremos algunas Primeras Damas que han dado el salto a la política y han llegado a ocupar por sí mismas importantes cargos en su país, como es el caso de la ex Secretaria de Estado americana Hillary Clinton, y las presidentas de Argentina y de Corea del Sur, Cristina Fernández de Kirchner y Park Geun-hye, respectivamente.

También recordaremos a otras que, sin haber gobernado “oficialmente” en su país, han llegado a ser más famosas y mediáticas que sus propios maridos como: Maria Eva Duarte (“Evita” Perón), esposa del presidente Juan Perón y Primera Dama de Argentina del 1946 al 1952. Jacqueline Lee Bouvier (Jackie Kennedy), esposa del presidente John F. Kennedy y Primera Dama de los EEUU del 1961 al 1963. Imelda Remedios Visitación Romuáldez Trinidad (Imelda Marcos), esposa presidente Ferdinand Marcos y Primera Dama de Filipinas del 1965 al 1986. Raísa Maksímovna Titarenko (Raisa Gorbachova), esposa del último presidente de la URSS, Mijaíl Sergéyevich Gorbachov y Primera Dama entre 1985 y 1991. Y Carla Gilberta Bruni-Tedeschi (Carla Bruni-Sarkozy), esposa del presidente Nicolás Sarkozy y Primera Dama de Francia de 2007 a 2012.

Primeras Damas
La Primera Dama francesa, Carla Bruni, previamente a la celebración de una cena de gala en el palacio del Elíseo, junto a sus invitados.

Hasta el momento la última de una lista, que estamos seguro incluirá a la emblemática actual Primera Dama estadounidense, Michelle Obama, cuando pasen algunos años.

Para saber más:

National First Ladies Library
First Lady Michelle Obama
About the White House. The First Ladies
Le Présidence. Valérie Trierweiler

Warning: A non-numeric value encountered in /customers/3/6/4/gabinetedeprotocolo.com/httpd.www/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326

1 Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.