EL FIN DE LAS “MIL Y UNA NOCHES”

Cuando el 16 de enero de 1979, después de un año de revueltas populares, el último auto proclamado emperador de Irán marchó hacia el exilio, llegaba el fin de una dinastía imperial que se había hecho a sí misma, rodeándose de una etiqueta y protocolo más propios de la Corte de Versalles, que de una monarquía moderna. Aquel Irán de “las mil y una noches”, que hasta 1935 se conocía como Persia, pasó a ser una República Islámica gobernada bajo los preceptos del Islam.

Dinastia Pavlevi
Jan. 16, 1979, Shah Mohammad Reza Pahlavi and Empress Farah walk on the tarmac at Mehrabad Airport in Tehran to board a plane to leave Iran. (AP Photo)

Sin abordar la política del país a lo largo del siglo XX (cosa que no nos compete), lo que sí que queremos recoger en este post son algunos aspectos relacionados con el protocolo y la etiqueta de la última dinastía monárquica que gobernó el país y que, a lo largo de su corta historia, destacó por la organización de grandes fastos para reivindicarse ante el mundo. Alguien que tuvo mucho que ver en la organización fue Rostam Khan Amir Bakhtiar, jefe de Protocolo en la Corte de los Pahlaví, desde 1953 hasta 1979.

La dinastía de los Pahlavi

La dinastía de los Pahlaví se instauró en 1925, cuando el militar Reza Jan Mirpanŷ Savadkuhí depuso oficialmente a Ahmad Shah Qayar, último monarca de la dinastía Qajar que había gobernado desde 1785, y se coronó rey como Reza Shah Pahlaví, tras adoptar el apellido Pahlaví y fundar la consecuente dinastía. En 1941 le sustituyó su hijo, Mohammad Reza Pahlaví, segundo y último Sha de la dinastía.

A pesar de que la nueva dinastía tomó elementos heredados de la depuesta, tuvo que generar su propia simbología que la representase, cosa que hizo envolviéndose en joyas, órdenes de caballería y distinciones honoríficas, títulos y tratamientos, palacios y grandes celebraciones. Incluso la búsqueda de un heredero varón obligó al Sha Reza Pahllavía a contraer hasta tres matrimonios, tras los consiguientes divorcios.

Los matrimonios del Sha

En 1939, se casó con la princesa Fawzia de Egipto, hija del Rey Fuad I de Egipto y hermana del Rey Faruq I de Egipto, con quien tuvo a la princesa Shahnaz Pahlaví. En 1951 con Soraya Esfandiary, hija del embajador iraní ante la República Federal de Alemania, que posteriormente repudiaría por ser estéril. Y finalmente, contrajo matrimonio con Farah Diba, hija de un capitán del Ejército Imperial Iraní, con quien tendría el deseado heredero, además de otros tres hijos.

Pahlavi
Enlace matrimonial con la princesa Fawzia de Egipto (izquierda) y enlace matrimonial con Soraya Esfandiary (derecha)
Pahlavi
Enlace matrimonial con con Farah Diba, con quien consiguió un heredero

La colección de joyas de los Pahlavi

Aunque la colección de joyas pertenecientes a la anterior dinastía ya era sumamente importante, en su afán de grandeza, los Pavlavi la ampliaron hasta llegar a convertirla en la colección de joyas más importante del mundo que ha quedado en manos de un estado, ya que actualmente forma parte del Tesoro Nacional de Irán y se guarda en Banco Central de Teherán.

Cuenta con coronas, tronos, diademas, penachos, espadas, escudos, piedras preciosas, servicios de mesa, e incluso con un globo terráqueo hecho con esmeraldas y diamantes. Durante los años de su reinado fue muy habitual vérselas lucir a los miembros de la casa imperial en recepciones oficiales y visitas de estado.

Pahlavi
La Corona Palhavi es original de 1925, y se mandó crear para sustituir a la que había utilizado la anterior dinastía, tomando como modelo las coronas usadas en el Imperio Sasánida, y usando las piedras preciosas que ya formaban parte del tesoro real. Sobre una base de oro, plata y terciopelo rojo lleva más de 3300 diamantes, entre los que destaca uno amarillo de 60 quilates, situado en el centro. Cuenta con más de 350 perlas blancas naturales y cinco
esmeraldas, una de ellas de 100 quilates. Tiene una altura de 29,8 cm, una anchura de 19,8 cm y pesa cerca de 2080g. Para la ceremonia de coronación se encargó una nueva para la emperatriz
Pahlavi
La Diadema Noor-ol-Ain debe su nombre al diamante rosa que lleva en la parte central, y que es uno de los más grandes del mundo, y entró a formar parte de la colección de joyas en el siglo XVIII. Se montó con motivo del tercer matrimonio del Sha, para que la luciese su prometida durante la ceremonia. Está elaborada sobre una base de platino y lleva 324 diamantes rosas, amarillos y blancos. Pesa alrededor de 2000g.
Pahlavi
La emperatriz Farah Diba luciendo algunas de las joyas más espectaculares

Órdenes honoríficas y distinciones

Con relación a la instauración de órdenes honoríficas y distinciones, la dinastía tampoco se quedó atrás.

La de mayor rango fue la Orden de los Pahlaví del imperio de Persia o Neshan-e Pahlaví, que tenía dos grados. Se instituyó en 1932 y fue abolida después de la caída del Sha, aunque se conserva como una orden familiar.

Las condecoraciones incluían un collar de oro con enlaces azules y oro, la insignia de la orden que cuelga de una cinta ancha y una estrella en el pecho. La cinta era azul con borde de oro.

Pahlavi
Collar de la Orden de los Pahlavi
Pahlavi
Insignia de la Orden de los Pahlavi

En segundo lugar estaba la Orden de la Corona, instaurada por Ahmad Shah Qajar en 1913, y que los Pahlavi reformaron en 1930. También fue abolida en 1979.

Asimismo se crearon dos órdenes exclusivamente femeninas, para la segunda y la tercera esposa del Sha.

Por orden de importancia, la primera fue la Orden del Sol (conocida también como Orden de Aryamehr o Luz de los Arios), que se instauró en 1967 en nombre de la Emperatriz Farah. Tenía dos clases; la primera se concedía a las consortes del rey y la segunda al resto de princesas. Se abolió en 1979, y actualmente se conserva como una orden familiar, de la que la ex emperatriz Farah Diba continua siendo el Gran Maestre.

Pahlavi
La Shahbanou Farah Diba Pahlavi luciendo las insignias de la Primera clase de la Orden del Sol

La segunda orden fue la Orden de las Pléyades, instaurada en 1957 en nombre de la reina Soraya. Tenía tres clases y se concedía a personas de sexo femenino de alto estatus, merecedoras de un reconocimiento especial por parte del Sha. También fue abolida.

Pahlavi
La Shahbanou Farah Diba Pahlavi luciendo la Orden de las Pléyades

Entre las medallas e insignias destacan las relacionadas con las grandes celebraciones que se llevaron a cabo. La Medalla conmemorativa de la coronación de Mohammad Rezā Shāh Pahlaví, en 1967 y la Medalla conmemorativa del 2.500 aniversario del Imperio Persa y la Medalla conmemorativa de la celebración del 2.500 aniversario del Imperio Persa, en 1971.

Los palacios de los Pahlavi

La dinastía dispuso de diferentes residencias oficiales y privadas, algunas procedentes de los anteriores monarcas y otras de nueva construcción.

La residencia oficial fue el Palacio de Niavaran, un complejo de diferentes edificios que se reconstruyó parcialmente, conservando únicamente el antiguo Palacio Sahebqraniyeh y el Pabellón El-Ahmad Shahi o Kushk-e Ahmad-Shahi.

La residencia privada de la familia estuvo en el Palacio de Saadabad, otro complejo de edificios, donde los emperadores habitaban el edificio llamado Castillo Blanco o Casa Blanca. Actualmente es sede de la presidencia del país, y el lugar donde se hospedan los invitados extranjeros del presidente iraní.

Pahlavi
Palacio de Niavaran
Pahlavi
Palacio de Saadabad

Títulos nobiliarios y tratamientos protocolarios

Otro elemento característico de la dinastía fueron los títulos y los tratamientos. Inicialmente el monarca tomó el título de Shah, título tradicional de los antiguos soberanos de Persia y de algunos monarcas de la India, pero tras la coronación como emperador adquirió el de Shahanshah de Irán (Rey de reyes) y Aryamehr (Luz de los Arios), con tratamiento de Majestad Imperial.

Tras su matrimonio, todas las consortes del Sha recibieron el título de Malakeh (reina). Tras la ceremonia de coronación de 1967, a la consorte se le concedió el título de Shahbanou (emperatriz), que se creó específicamente para ella y que iba seguido de “nombre de pila” y “de Irán”, con tratamiento de Majestad Imperial. A la reina Soraya, tras su divorcio, se le concedió de por vida el título de Princesa de Irán, con tratamiento de Alteza Imperial.

Respecto a los descendientes del emperador, el hijo primogénito varón llevaba el título de Príncipe heredero de Irán, con tratamiento de Alteza Imperial, y los siguientes hijos varones el de Príncipe o Shahpur (hijo del rey), seguido del “nombre de pila” y del apellido de la dinastía Pahlaví, con tratamiento de Alteza Imperial.

Las hijas del rey llevaban título de Princesa o Shahdokht (hija del rey), seguido del “nombre de pila” y del apellido de la dinastía Pahlaví, también con tratamiento de su Alteza Imperial. Para los descendientes de las hijas del monarca se adoptó otra versión de príncipe (Vala Gohar) y de princesa (Vala Gohari), para indicar que eran descendientes de una princesa en segunda generación, y solo tenían tratamiento de Alteza.

Escudo de armas e himno nacional

Para elaborar el escudo de armas se adoptaron el león y el sol, emblemas de la dinastía Qajar, pero se reemplazó la antigua corona por la de los Palhaví.

Pavlavi
Escudo de armas de la dinastia Qajar (izquierda). Escudo de armas de la dinastia Pahlavi (derecha)

Se estableció como himno nacional el Sorud-e Shâhanshâhí-e o Himno Imperial de Irán, cuya letra giraba en torno a los méritos del Sha y de su dinastía.

Una dinastía de grandes fastos

Y, para acabar este repaso, no podemos dejar de mencionar las fastuosas celebraciones que se llevaron a cabo, entre las que destacan los tres enlaces matrimoniales del Sha, la ceremonia de su coronación como emperador (que a pesar de celebrarse el 26 de octubre de 1967, fue más propia de la época medieval que del siglo XX) y el conjunto de actos que se celebraron en Persépolis con motivo de la conmemoración del 2500 aniversario de la fundación del Imperio Persa, entre el 12 al 16 de octubre de 1971, entre los que destacó especialmente la cena de gala que se ofreció a seiscientos invitados (entre ellos la mayor parte de las coronas reinantes del mundo). Tuvo una duración de cinco horas y media, y que se inscribió en el Libro Guinness de los Récords como el banquete oficial más largo y más lujoso de la historia moderna… Aunque fue ampliamente criticado, por excesivo.

Pahlavi
Los emperadores durante la recepción de Persépolis
Pahlavi
Detalle de la cena de gala, a la que acudieron buena parte de las casas reales mundiales

 

 

 
Tras la muerte del Sha, un año después de exiliarse, la emperatriz viuda asumió la jefatura de la Casa Pahlaví hasta la mayoría de edad de su hijo, el príncipe Reza Ciro Pahlavi, actual pretendiente al trono.

Documental y entrevista realizado a Farah Pahlavi por la periodista Nahid Persson Sarvestani (en alemán)

 

Para saber más:
Casa Imperial de Irán
El Palacio Saadabad
2500 Years Celebrations of The Persian Empire
Web oficial de la Emperatriz Farah Pahlaví

Warning: A non-numeric value encountered in /customers/3/6/4/gabinetedeprotocolo.com/httpd.www/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326