MÓNACO ABRE LA TEMPORADA CON EL BAILE DE LA ROSA

Un año más se ha celebrado uno de los eventos sociales más glamurosos que reúne, una vez al año y desde hace sesenta, a la élite de la alta sociedad internacional. Estamos hablando del Baile de la Rosa, que cada mes de marzo se celebra en el principado de Mónaco bajo la presidencia de su familia principesca.

Baile de la Rosa
Llegada de la Familia Principesca de Mónaco

Todo un símbolo de la leyenda que envuelve a este pequeño país mediterráneo, tejida entre el lujo y el encanto. Asimismo, dentro del campo de los eventos de carácter temático, es uno de los más conocidos, que siempre puede ser interesante tomar en consideración como ejemplo de inspiración.

El evento, además, supone una importante fuente de ingresos para la Fundación Princesa Grace, que preside la princesa Carolina, y cuya principal misión es desarrollar proyectos de ayuda a niños enfermos y discapacitados, ya que uno de los actos más emblemáticos del programa es la rifa benéfica, en la que se sortean excepcionales premios.

Aunque el primer Baile de la Rosa data de 1954, para entender el porqué de su existencia tenemos que viajar en el tiempo hasta mediados del siglo XIX, cuando una decisión del su por entonces príncipe soberano hizo que este pequeño territorio se convirtiese en uno de los lugares preferidos de la aristocracia y la burguesía internacional, donde era casi de obligado cumplimiento dejarse ver por alguno de sus glamurosos hoteles o en su famoso casino.

Baile de la Rosa
El Baile de la Rosa en 1970
Baile de la Rosa
El Baile de la Rosa en 1983

Fue en 1863, cuando SAS Charles III Grimaldi, príncipe de Mónaco, aconsejado por su madre, SAS Maria Carolina, princesa consorte de Mónaco, apostó por dar todos los pasos necesarios para convertir el Principado en un lugar que atrajese a la aristocracia y a la rica burguesía europea como lugar de ocio y de reposo. Para ello, emitió una orden con la que se creó, el 2 de abril de 1863, la Société des Bains de Mer (conocida por la siglas SBM), con el objetivo de que se encargase de crear las estructuras necesarias para atraer al turismo de lujo hacia el Principado. Uno de los primeros edificios que se construyó con esta finalidad fue el Hotel de Paris, a modo de lujoso palacio Belle Époque, que se inauguró en 1864.

El 1 de junio de 1866, con una nueva ordenanza, el Príncipe permitió la creación de un nuevo barrio en la zona de Spélugues, donde el lujo y el glamur de sus hoteles y residencias no tuviesen nada que envidiar a lugares como Paris, Londres o Nueva York. La SMB eligió el nombre de Montecarlo para bautizar el nuevo barrio (que registraría posteriormente como marca de lujo), en homenaje al príncipe Charles III, y usando el idioma italiano para añadir un toque de refinamiento.

Esta estrategia hizo que, el hasta entonces mundano Principado se convirtiese en un lugar que ofrecía una de las vidas más lujosas del viejo continente, y en el destino preferido de buena parte de las clases altas europeas. Entre sus visitantes ilustres destacaron dos primeros ministros británicos, David Lloyd George y Winston Churchill, los escritores Maupassant y Colette, el futuro rey Eduardo VII del Reino Unido, gran parte de la aristocracia rusa, el barón Haussmann, Joséphine Baker, Charlie Chaplin, los pintores Cézanne, Monet y Matisse, y compositores como Ravel, Massenet y Saint-Saens, donde crearon varias de sus obras.

Establecimientos como el Hotel de Paris o el Hotel Hermitage, que también adquirió la SBM en 1928, se convirtieron en el centro de la vida social, y empezaron a organizarse eventos culturales y deportivos para distraer a sus visitantes, como el Rally de Montecarlo en 1911.

El Baile de la Rosa (le Bal de la Rose) se celebró por primera vez en 1954, como el evento de gala que inauguraba la temporada de fiestas en Mónaco. Henry Astric, director artístico de la Société des Bains de Mer, fue el encargado de diseñarlo, apostando por un programa clásico con valses, música de violines y rosas rojas (de ahí el nombre), en lugar de los ritmos de moda como la Samba, el Foxtrot o el Mambo. La velada tuvo un éxito rotundo, y acabó por convertirse en un evento inexcusable para la alta sociedad.

Baile de la Rosa
La llegada a Mónaco de Grace Kelly, nueva princesa consorte, supuso un gran impulso y lo colocó entre los eventos sociales de mayor prestigio y renombre internacional

En el año 1975, se empezó a organizar en el recién inaugurado Sporting Club de Montecarlo, concretamente en la Salle des Etoiles, y adquirió el carácter benéfico que todavía hoy en día tiene.

En 1977 se introdujo como novedad la elección de un elemento temático sobre el que giraba todo el evento: invitaciones, decoración, actuaciones y menú. Desde entonces ha habido música gitana, can-can, charlestón, tango, cultura marroquí, el Londres olímpico, rock and roll, o un recuerdo al Mónaco de la Belle Époque.

Baile de la Rosa
Tarjeta correspondiente al primer baile de carácter temático: dedicado a Marruecos
Baile de la Rosa
Servicio de mesa basado en la temática del correspondiente año

Tal y como hemos dicho, desde la inauguración del Sporting Club de Montecarlo, el evento se celebra en el impresionante marco de La Salle des Etoiles, la sala de eventos que han calificado como la más fascinante de Europa. Es una sala de 1000 m², que dispone de inmensos ventanales abiertos al mar, y un techo retráctil que permite poder disfrutar de los eventos a cielo descubierto.

Baile de la Rosa
Panorámica de la Salles des Etoiles

Volviendo a la SBM, y a vueltas con los eventos temáticos y el singular glamur de Mónaco, con motivo de la celebración del centenario de Montecarlo, en 1966 se organizó lo que pasaría a la historia como Le Bal du Centenaire. Como colofón a un programa de actos que duró todo un fin de semana, y en el que participaron 700 invitados, se celebró un baile de gala inspirado en el Segundo Imperio, en el que la etiqueta establecía que todos los invitados asistiesen vestidos con traje de época.

Baile de la Rosa
Uno de los trajes más espectaculares fue el que vistió la princesa Gracia, inspirado en el estilo de la emperatriz Eugenia de Montijo, con el que lució la diadema que había utilizado la emperatriz Josefina en su coronación
Baile de la Rosa
Llegada de la familia principesca al primer evento diseñado por Karl Lagerfeld

En la edición de 2013, y coincidiendo con el 150º aniversario de la Société des Bains de Mer, el Baile de la Rosa también tuvo un punto de excepcionalidad ya que la organización contó por primera vez con la dirección artística de Karl Lagerfeld -por expreso deseo de la princesa Carolina-, y que eligió como hilo argumental la Belle Époque y el Mónaco de principios del siglo XX.

Este año, el baile ha coincidió con el 50º aniversario de la Fundación Princesa Grace, por lo que el evento, siguiendo con la tendencia del pasado año, se ha vuelto a encargar al mismo director artístico. En esta ocasión se ha optado por recrear un baile inspirado en el constructivismo ruso de Kazimir Malevitch.

Baile de la Rosa
Panorámica de la sala decorada en base al tema inspirado en el constructivismo ruso
Baile de la Rosa
Ejemplo del código de etiqueta

El código de vestimenta para el evento es black tie para los caballeros y vestido de noche para las damas, donde suelen competir por lucir los diseños más sofisticados.

Baile de la Rosa
Servicio de mesa de carácter temático

La princesa Carolina que siempre ha destacado por su elegancia, en esta ocasión ha sorprendido calzando zapatillas deportivas marca Chanel, lo que ha dado mucho que hablar. Al parecer, el motivo aludido ha sido una reciente operación de rodilla.

En conclusión, el Baile de la Rosa ha sido y sigue siendo uno de los bailes de gala más glamurosos e importantes del mundo, donde combina la tradición con las nuevas tendencias, y que sigue contando con el glamur que aporta la presencia de la familia real monegasca.

Solamente añadir que: El precio de la entrada por persona es de 750 €. Ahí queda el dato.

Para saber más:
Montecarlo Société des Banys de Mer
Montecarlo Legend
Bal du Centenaire
Rétrospective des Bals de la Rose

Warning: A non-numeric value encountered in /customers/3/6/4/gabinetedeprotocolo.com/httpd.www/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326