NOVIEMBRE, MES ESTRELLA EN LA CULTURA POPULAR ANGLOSAJONA

Noviembre es un mes que se puede considerar “movido” dentro del calendario festivo de la cultura popular anglosajona. No tanto por el volumen de festividades, sino por la importancia de algunas de las que se celebran.

Guy Fawkes Night

Siguiendo el orden cronológico del calendario, la primera es una festividad nocturna a la que se le conocen diferentes nombres: Guy Fawkes Night (Noche de Guy Fawkes), Bonfire Night (Noche de las hogueras), Cracker Night o Fireworks Night (Noche de los fuegos artificiales).

Cultura popular anglosajona
Una fiesta popular basada en un hecho histórico de lo más trágico

Se celebra la noche del 5 de noviembre, principalmente en el Reino Unido, haciéndola coincidir con la conmemoración de The Gunpowder Plot, atentado fallido que un grupo de católicos preparó el 5 de noviembre de 1605 para destruir el Palacio de Westminster, y acabar con la vida de los parlamentarios y del mismo rey James I. Guy Fawkes fue uno de los conspiradores, que a pesar de no ser el personaje más destacado del grupo, su nombre ha pasado a la historia junto a esta celebración por ser el primero en ser arrestado «con las manos en la masa».

A raíz de ese hecho, dentro del estricto protocolo que se sigue en cada ceremonia de apertura del parlamento británico, un grupo de Beefeaters (vistiendo uniforme de gala) baja a las bodegas del edificio para inspeccionarlas en busca de posibles explosivos. Tras comprobar que todo es seguro, se da el visto bueno para que la Reina entre en la sala de los Lores y comience la ceremonia.

La fiesta popular

La fiesta popular tiene su origen en un decreto que hasta 1859 obligaba a celebrar «la salvación del rey». Uno de los elementos más característicos de la fiesta es un pelele que se conoce con el nombre de guy, y que evoca a la figura de Fawkes.

Cultura popular anglosajona
Imagen de unos niños paseando el típico «Guy»

Los más pequeños lo pasean mientras van pidiendo peniques (“penny for the guy”), con la finalidad de comprar artículos de pirotecnia que se lanzan cuando empieza la fiesta al llegar la noche, a la vez que se encienden hogueras en las que, finalmente, se procede a quemar a los muñecos.

Menú típico

Como en la mayoría de las celebraciones, esta fiesta también tiene sus platos típicos, que tradicionalmente se cocinaban en las hogueras. Se sirve sopa de verduras con ternera, salchichas, jacket potatoes (patatas asadas), bonfire toffee apples (manzanas de caramelo), Parkin cake (pastel hecho con harina de avena, jengibre y melaza) y marshmallows (nubes de golosina) que se asan en el fuego.

Cultura popular anglosajona
Collage de imágenes con los platos típicos de la fiesta

Además de en el Reino Unido, la fiesta también se celebra en algunos países que formaron parte del Imperio Británico como Canadá, Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica, y algunos estados caribeños, aunque no conservan la esencia inicial.

Remembrance Day

Sin dejar los países de la Commonwealth, nos desplazamos en el calendario hasta el día 11 de noviembre. Ese día se celebra el Remembrance Day (Día del Recuerdo), popularmente conocido como Poppy Day (Día de la amapola).

Cultura popular anglosajona
Formación de unidades de veteranos rindiendo homenaje a los caídos

Es el día en que se conmemora el aniversario del final oficial de las hostilidades en la Primera Guerra Mundial, que tuvo lugar a las 11 de la mañana, del 11 de noviembre de 1918. A pesar de que es un día laborable, es habitual que a las 11 am se pare la actividad en la mayoría de los centros laborales, y se guarden dos minutos de silencio. Los actos oficiales se suelen celebrar el segundo domingo del mes de noviembre, es decir, el más próximo en el calendario al día 11, que se conoce como el Remembrance Sunday (Domingo del Recuerdo).

La celebración fue instaurada en 1919, por el rey Jorge V, con la finalidad de recordar a todos los fallecidos durante la Gran Guerra. En un principio se le llamó el Día del Armisticio, pero en 1945, finalizada la Segunda Guerra Mundial, se decidió cambiar el nombre por el de Día del Recuerdo con la finalidad de rendir homenaje a la memoria de todos los que habían fallecido en los dos conflictos mundiales. En los Estados Unidos de América se conoce como el Día de los Veteranos.

Poppy o amapola

Pero, como hemos dicho, popularmente se le conoce como el Día de la Amapola. ¿Y por qué de la amapola?

Cultural popular anglosajona
Tradicional caja para la venta de poppies

Aunque la Primera Guerra Mundial se considera el primer conflicto armado a nivel global, fueron los campos del norte de Francia y de Bélgica donde se desarrollaron los enfrentamientos más feroces. Dicen que debido a la crudeza de los bombardeos, la tierra arcillosa de esa zona se ablando y facilitó que naciesen amapolas.

En 1915 el teniente coronel John McCrae, oficial médico canadiense durante la guerra, escribió el poema “In Flandes fields” (en los campos de Flandes), donde describía como las amapolas eran las únicas flores que crecían entre las tumbas de los soldados en los cementerios flamencos. Esta afirmación además se mitificó popularmente al creer que el intenso color rojo de las flores se debía a la cantidad de sangre que habían absorbido los campos durante la contienda.

En 1918 una maestra estadounidense, Moina Michael, tras leer el poema de McCrae escribió otro titulado «We shall keep the faith» (Mantendremos la fe) y decidió utilizar por primera vez una amapola como símbolo del recuerdo. En 1920 la idea llegó a Francia, donde se empezaron a hacer amapolas a mano con la finalidad de recaudar fondos para los niños que vivían en las zonas más afectadas por el conflicto.

Finalmente, en 1921 un grupo de viudas francesas visitaron al comandante en jefe de la Armada Británica, Earl Haig, en su cuartel general de la Legión Británica, para sugerirle que con la venta de este tipo de flores se podrían recaudar fondos para ayudar a los veteranos; actividad que se ha mantenido hasta nuestros días.

Lucir una poppy en la solapa

Por lo tanto, cuando se acerca la festividad del 11 de noviembre, es habitual ver personas por el Reino Unido lucir amapolas artificiales en las solapas de sus trajes, que han conseguido mediante un donativo a la Royal British Legion. Además de las amapolas individuales, también existen otras agrupadas en forma de guirnaldas y coronas con las que se hacen las ofrendas en los monumentos a los caídos.

Cultura popular anglosajona
Remembrance Sunday Service. Foto: Mirror.co.uk

Estas ofrendas se celebran de manera oficial frente a la mayoría de monumentos de los países de la Commonwealth. En Londres tienen lugar frente al cenotafio de Whitehall, donde colocan sus coronas los miembros de la Familia Real, del gobierno y los altos comisionados de la Commonwealth, en representación de sus respectivos países. Este acto suele ir seguido de una recepción en el Foreign Office.

Thanksgiving Day

En la recta final del mes de noviembre, pero esta vez en los Estados Unidos de América, se celebra Thanksgiving Day (Día de Acción de Gracias), la fiesta más popular, familiar y global, ya que a pesar de tener connotación religiosa no se identifica con ningún credo, por lo que se puede celebrar en todos los hogares del país.

Su origen

El origen de esta tradición la tenemos que situar en el año 1621, en la primera comunidad de peregrinos que se asentaron en Nueva Inglaterra, procedentes de Europa. Aunque históricamente el lugar en que tuvo lugar la historia fue la población de Plymouth, parece ser que actualmente los expertos discrepan de ese dato.

Cultura popular anglosajona
Cuadro sobre la primera celebración de Acción de Gracias

Debido a su falta de experiencia como agricultores, y a una incorrecta distribución de los escasos recursos disponibles, durante los dos primeros inviernos que pasaron en esas nuevas tierras, las grandes privaciones a las que se vieron sometidos acabaron con la vida de casi la mitad de la población. Gracias a una reorganización de los recursos y a la ayuda que les prestaron los nativos americanos, consiguieron aprender a cultivar productos locales y mejorar la precaria situación que habían estado viviendo desde su llegada.

Tras la primera buena cosecha que consiguieron en 1623, decidieron celebrar una fiesta para dar gracias, a la que invitaron a los nativos que les habían ayudado. La fiesta fue un evento puntual, pero en los años siguientes algunas de las colonias que se fueron creando tomaron la costumbre de celebrarla una vez al año. Finalizada la Guerra de Independencia, el nuevo Congreso proclamó oficialmente la celebración del Día del Agradecimiento, y en 1817 el estado de Nueva York fue el primero en aprobar que la festividad tuviese carácter anual.

El porqué de la fecha

Con relación al porqué de la fecha, inicialmente no existía ninguna concreta, ya que cada estado, pueblo o ciudad tenían la suya propia; pero siempre cerca del otoño.

Fue el presidente Abraham Lincoln quien finalmente proclamó el último jueves de noviembre como el “Day of thanksgiving and praise to our beneficent Father» (Día de acción de gracias y alabanza a nuestro Padre benefactor), y fijó la fecha en el calendario.

Cultura popular anglosajona
Celebración de la cena de Acción de Gracias en la Casa Blanca

No obstante, en 1939 el presidente Roosevelt la volvería a cambiar. Con la finalidad de alargar la temporada de compras navideñas (que comienzan justo al día siguiente) la adelantó al cuarto jueves de noviembre. El cambio de fecha no fue del agrado de todos, y muchas poblaciones se negaron a aplicar la decisión presidencial, por lo que tuvo que intervenir el Congreso y establecer de manera oficial que el cuarto jueves de noviembre sería la fecha definitiva de la celebración, lo que se ha mantenido hasta nuestros días.

Tradiciones de la fiesta

Entre las tradiciones de esta fiesta, además del típico menú para la cena en familia, en el que no pueden faltar el pavo relleno rustido (roast stuffy turkey) (que ya se sirvió en la primera celebración de 1623), el puré de patata, los guisantes y las zanahorias hervidas, la salsa gravy y la salsa dulce de arándanos, acompañados con panecillos y pastel de calabaza, es habitual que el Presidente realice lo que se conoce como “La proclama de Acción de Gracias”, que realizó por primera vez George Washington, y que cada presidente ha hecho desde la presidencia de Lincoln.

Otro acto habitual, que se celebra en los jardines de la Casa Blanca, es el conocido como “Presidential pardon to the turkey” (Indulto presidencial al pavo), una curiosa tradición de los presidentes de los EEUU, que ha captado la atención general los últimos años.

Desde la administración de Lincoln los pavos de Acción de Gracias se han presentado oficialmente a cada uno de los presidentes, pero algunos de ellos han optado por otorgarles públicamente el perdón «para no tener que acabar como plato principal en una mesa de gala».

Aunque se dice que el primer perdón lo concedió el presidente Harry Truman en 1947, no existe ninguna evidencia documental de ello, por lo que se da por bueno que fue en la festividad de Acción de Gracias de 1989, durante la primera presidencia de George H. W. Bush, cuando “un pavo fue oficialmente perdonado por primera vez”.

Desde 2005, tras recibir el perdón, los pavos se trasladan a Disneyland para participar en el desfile de Acción de Gracias del parque, donde se quedan a vivir posteriormente. Otro desfile emblemático es el que se celebra por las calles de Manhattan, en la ciudad de Nueva York.

Black Friday

Y no podemos acabar sin mencionar la festividad más famosa del consumismo estadounidense. Es el conocido como “Black Friday” o Viernes Negro, en el que se inaugura oficialmente la temporada de compras navideñas.

Cultura popular anglosajona
Un día donde los números rojos se convierten en negros, según una de las teorías del porqué del nombre

El término es originario de la ciudad de Filadelfia, dado el volumen de personas y el tráfico de vehículos que suelen llenar las calles de la ciudad el día siguiente a Acción de Gracias.

Pero de manera más popular, el término se usa para indicar el cambio de color que experimentan los números de las cuentas de los negocios, «al dejar atrás el rojo y pasar a negro», gracias a las importantes ventas que se suelen realizar durante todo ese día, que se considera el de mayor movimiento comercial de todo el año.

Para saber más:
Guy Fawkes night
Remembrance Day
Thanksgiving Day

Warning: A non-numeric value encountered in /customers/3/6/4/gabinetedeprotocolo.com/httpd.www/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326