PERSONA NON GRATA Y EL LENGUAJE DIPLOMÁTICO

De acuerdo con la definición que encontramos en el Diccionario de la Lengua Española, persona non grata (expresión habitual del lenguaje diplomático) significa: «Persona no deseable. Persona rechazada por un gobierno y otra institución». En el campo de la diplomacia, y de acuerdo con el artículo 9º de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas: un estado puede, en cualquier momento y sin tener que explicar su decisión, declarar a cualquier persona de un Cuerpo Diplomático persona non grata.

Una persona así declarada es considerada inaceptable y normalmente es requerida por su país de origen para que regrese. Si no regresa, el estado «puede rechazar reconocer a la persona en cuestión como miembro de la misión.» Lo opuesto a persona non grata es persona grata.

Este tipo de expresiones forman parte de lo que entendemos por lenguaje diplomático, que podemos definir como el conjunto de normas, formas y términos que se usan tanto en la correspondencia diplomática escrita, como en la comunicación verbal, y que está contemplado dentro del Ceremonial de Cancillería, donde se engloban las formalidades que se usan, que están sometidas a estrictas reglas generales y a algunas fórmulas especiales como:

  • que toda la comunicación se debe responder con el mismo tipo de nota recibida;
  • que no es adecuado el uso de abreviaturas; y
  • que se permite el uso de sistemas de criptografia, que incluyan un lenguaje cifrado que pueda garantizar la confidencialidad de la información que se trasmita.

Con relación a este tipo de claves orales o escritas deben estar consensuadas por las dos partes que las usen, con la finalidad de asegurar una correcta comunicación.

Para facilitar su comprensión, suelen recogerse en manuales de codificación y decodificación, a los que tienen acceso las dos partes que se comunican.

Este tipo de comunicación ha sido muy habitual a lo largo de la historia, en especial en épocas de conflictos o tensiones bélicas como fue el periodo de la Guerra Fría, tal y como estamos acostumbrados a ver en antiguas películas de espías.

Lenguaje diplomático
Carta codificada de Napoleón Bonaparte

Hasta el siglo XVIII la lengua diplomática por excelencia fue el latín, que se sustituyó posteriormente por el francés.Actualmente, aunque en la terminología diplomática se conservan muchas locuciones y términos de esas dos lenguas, lo más habitual es que se use la lengua propia de la persona con la que nos comunicamos, y que debido a la globalización del inglés como lengua de negociación por excelencia, sea ésta última la más utilizada para comunicarse, sobre todo en la mayoría de las Organizaciones Internacionales, donde suele compartir oficialidad junto a otras lenguas cooficiales.

Glosario de lenguaje diplomático

Para entender el significado de algunas locuciones que todavía se utilizan en el lenguaje diplomático, herencia de sus usos pasados, os dejamos un breve glosario que puede ser de utilidad:

  • a fortiori. Con más fuerza o con mayor razón
  • a latere. Al lado o del lado
  • a posteriori. Con posterioridad
  • a priori. Con anterioridad
  • abinitio. Desde el principio
  • abusus non tollit usum. El abuso no es un argumento contra el uso
  • ad usum. Según el uso o la costumbre
  • ad hoc. Expresa o específicamente
  • ad interim. Provisionalmente
  • attaché. Agregado
  • ad honorem. De un modo honorífico
  • ad limitum. Libremente. A voluntad
  • ad pedem litterae. Al pie de la letra
  • ad valorem. Según el valor
  • agrément. Beneplácito
  • bona fide. Obrar de buena fe
  • buenos oficios. Apertura de un canal para la resolución de un conflicto.
  • casus belli. Motivo de guerra
  • casus foederis. Motivo de una alianza
  • comme il faut. Como es debido
  • corps delicti. Cuerpo del delito
  • coupe-file. Tarjeta de libre circulación para los agentes diplomáticos
  • cuique suum. A cada uno lo suyo
  • currente calamo. Un hecho imprevisto, sin reflexión previa.
  • de facto. Sin reconocimiento jurídico
  • exchange of notes. Intercambio de notas entre dos estados para establecer un acuerdo
  • impasse. Estancamiento o suspensión de negociaciones en las relaciones entre dos estados
  • ipso facto. Automáticamente
  • fortiler in res; suaviter in modo. Fuerte en el asunto, suave en el modo
  • non grata. Inaceptable
  • non paper. Propuesta anónima de carácter exploratorio
  • missi. Enviado
  • pacta sunt servanda. Los pactos deben cumplirse
  • prima facie. A primera vista
  • tête a tête. Conversación confidencial entre dos partes
  • quorum. Número de representantes necesarios para llegar a un acuerdo
  • quid pro quo. Reciprocidad

Evidentemente la lista no está completa y puede ampliarse, por la que la dejamos abierta para incorporar vuestras aportaciones.

Warning: A non-numeric value encountered in /customers/3/6/4/gabinetedeprotocolo.com/httpd.www/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326