PINCELADAS DEL PROTOCOLO EN LA INVESTIDURA DEL MONARCA NEERLANDÉS

Willem-Alexander
La reina Beatrix y los príncipes de Orange. Foto: Look Press Agency

El próximo día 30 de abril se celebrará la ceremonia oficial de acceso al trono del próximo rey de los Países Bajos, Willem-Alexander, y de su esposa Máxima como reina consorte. Desde hace unos días, ya han empezado a circular diferentes detalles del protocolo que se aplicará en el acto.

De acuerdo con la tradición neerlandesa, desde 1815 los monarcas son investidos como jefes de Estado en la Nieuwe Kerk de Ámsterdam, en una ceremonia secular. El futuro monarca procederá a jurar la Constitución en una sesión conjunta de los Estados Generales, donde todos los miembros de ambas cámaras, en señal de confianza y respeto, confirmarán a continuación su juramento o promesa a la Constitución, tras ser llamados uno a uno por el presidente del Senado. Anteriormente se habrá celebrado una reunión en el Palacio Real, donde se procederá a la firma de las actas de abdicación y de traspaso de poderes.

Durante la ceremonia, la corona, el cetro y el orbe estarán dispuestos en una mesa auxiliar, así como la espada del estado, el estandarte nacional y, evidentemente, una copia de la Constitución. El monarca se prevé que llevará sobre sus hombros una capa de armiño, tal y como ocurrió en 1980.

Willem-Alexander
Ceremonia de investidura de la reina Beatrix en 1980

La Nieuwe Kerk es una iglesia donde no se suelen celebran oficios religiosos y está destinada principalmente a galería de arte. A pesar de su secularidad, uno de los grandes eventos que albergó fue la boda de los futuros monarcas, en febrero de 2002.

Con relación a la etiqueta del acto, los caballeros deberán vestir traje oscuro y las damas traje de chaqueta o vestido corto con largo hasta la rodilla. En el caso que opten por utilizar un tocado, se ha requerido a todos los miembros femeninos del Parlamento que eviten pamelas o sombreros exagerados o de ala ancha. El objetivo de esta decisión protocolaria es que sus rostros deben ser visibles durante el acto de renovación del juramento o promesa.

Dentro del programa de los festejos se contempla la posibilidad de incluir un paseo por los canales de la capital, en una barcaza dorada que ya utilizó la reina Juliana y su esposo, el príncipe Bernhard, durante la celebración de sus bodas de plata en 1962.

De momento estamos a la espera que la página web de la casa real publique el programa completo de actos, aunque podemos ir haciéndonos una idea en base al post que se publicó en el blog Coronas Reales en 2011.

Esta pasada semana se ha publicado en la prensa la próxima entrada en circulación de una moneda conmemorativa de dos euros, en la que se verá el perfil del futuro rey y de la hasta ahora reina Beatrix, que ha creado la Fábrica Real de Moneda (Koninklijke Nederlandse Munt), por encargo del Ministerio de Finanzas. Hace ahora treinta y tres años también se emitió un florín conmemorativo, con motivo de la sucesión de la hasta entonces reina Juliana por su heredera la princesa Beatrix.

Aunque todavía no se conoce el diseño oficial de las monedas de euro que se emitirán con la imagen del nuevo soberano, se supone que según la tradición la efigie del rey aparecerá en las monedas mirando hacia la derecha, al contrario que en las de la reina saliente, que siempre ha aparecido mirando hacia el lado izquierdo, tanto en los actuales euros, como en los antiguos florines.

Willem-Alexander
Monedas conmemorativas con motivo de la abdicación

Una de las fiestas públicas más emblemáticas que se celebran en los Países Bajos es el Día de la Reina (Koninginnedag), que se celebró por primera vez el 31 de agosto de 1885 como el Día de la Princesa, coincidiendo con el cumpleaños de la futura reina Guillermina y que, tras su subida al trono, se convirtió en el Día de la Reina. El motivo de su instauración fue promover el sentido de unidad nacional, que ha llevado a convertirla en la festividad nacional de los Países Bajos. La fecha se ha ido trasladando de día durante los diferentes reinados, con la finalidad de adaptarla a la conmemoración del nacimiento de cada uno de los diferentes monarcas.

Willem-Alexander
Celebraciones en el «Día de la Reina», donde destaca el color naranja, color de la Casa de Orange.

Actualmente se celebra el día 30 de abril, cumpleaños de la exreina Juliana, ya que la reina Beatriz quiso mantenerla como homenaje a su madre, y además coincidía con la fecha de su acceso al trono. El próximo año 2014, la festividad pasará a denominarse “Día del Rey” y se trasladará al día 27 de abril, cumpleaños del actual príncipe de Orange, tal y como ya han publicado en la página de la Casa Real, a raiz de la abdicación.

El príncipe Willem-Alexander de Orange se convertirá en el primer varón en acceder al trono neerlandés en 120 años, desde el reinado de Willem III de Orange.

Warning: A non-numeric value encountered in /customers/3/6/4/gabinetedeprotocolo.com/httpd.www/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326