EL REINO DE MARRUECOS Y LOS CAFTANES DE LALLA SALMA

Cuando oímos mencionar el concepto de etiqueta de gala, automáticamente nuestro pensamiento se dirige hacia los fracs de caballero y los vestidos largos de noche para señora; cosa que es evidente, ya que vivimos sumergidos en la cultura occidental. No obstante, si nuestra mente fuera mucho más abierta y nos diéramos un paseo virtual por las diferentes culturas del mundo, descubriríamos detalles que nos podrían llegar a sorprender.

La guayabera, que para nosotros es una simple camisa, es una de las prendas de gala en los países del Caribe, y el caftán, túnica larga con vistosos adornos, puede llegar a ser el vestido más elegante en una cena de estado, tal y como nos ha venido demostrando su máxima embajadora, SAR la princesa Lalla Salma de Marruecos, desde que fue presentada a la opinión pública internacional.

Pues bien, partiendo de la imagen de esta princesa, hoy vamos a viajar al Reino de Marruecos para conocer algo del país, de su Casa Real y, por supuesto, de esa elegante etiqueta de gala, que tanto está sorprendiendo últimamente en las recepciones oficiales de la realeza.

Magreb y Mashreq

En primer lugar, nos ubicaremos en el planisferio. Magreb y Mashreq son dos términos que se utilizan para dividir geográficamente en dos zonas a los países musulmanes del Norte de África y de Oriente Medio. En base al significado de ambos nombres podemos deducir dónde se encuentra cada una de ellas.

Reino de Marruecos
Magreb y Masreq

El Magreb o al-Maghrib significa “el lugar por donde se pone el sol” o “lo que está en occidente”, el Mashreq o al-Masriq significa “el oriente” o “el lugar por donde sale el sol”. Esa división geográfica también es, en buena manera, cultural, por lo que sus tradiciones y la etiqueta pueden variar entre una zona y la otra.

Uno de los países más interesantes a estudiar, desde el punto de vista protocolario, es el Reino de Marruecos y, evidentemente, su Casa Real.

El Reino de Marruecos

Llamado oficialmente al-Mamlakah al-Maghribiyah (en árabe) que significa «el reino del oeste», o Tageldit n Umerruk (en bereber), es un estado situado en el extremo nord occidental de África, bañado por las aguas del mar Mediterráneo y el océano Atlántico. La capital administrativa es Rabat, lugar en donde se encuentra la residencia oficial del jefe del estado  SM el rey Mohammed VI, y su capital económica es Casablanca.

A pesar de ser un monarca con amplios poderes políticos, desde 2011, y tras la reforma de la Constitución que promovió el propio monarca, se reforzó la figura del Primer Ministro y el poder del Parlamento.

El idioma oficial es el árabe, pero también se habla francés, especialmente en el mundo de los negocios y de la diplomacia, además de diferentes dialectos bereberes en el ámbito familiar y coloquial.

Símbolos y tradiciones

Los símbolos del país son la bandera, el escudo y el himno jerifiano o al-nashid al-sharif.

Reino de Marruecos
Fotografía de Marrakech. Foto: Gabinete de Protocolo

Además de las dos principales fiestas religiosas, el Ramadán (que se celebra el noveno mes del calendario lunar) y la Fiesta del Sacrificio o Eid al-Adha (que se celebra setenta días después del fin del Ramadán), la fiesta nacional por excelencia es la Fiesta del Trono.

La Fiesta del Trono

Tiene lugar el día 30 de julio, y se conmemora el aniversario del ascenso al trono del rey Mohammed VI. Se celebran diferentes tipos de actos festivos, pero la ceremonia más importante es la Ceremonia de Sumisión o Bey’a, durante la cual el monarca sale a saludar a los ciudadanos, montado a caballo, y éstos le rinden pleitesía.

La fiesta data de 1933, cuando se empezó a conmemorar el ascenso al trono del abuelo del actual rey, el sultán Mohammah V, y durante el protectorado francés se convirtió en un símbolo de reivindicación nacionalista, en contra de la colonización.

Reino de Marruecos
La Fiesta del Trono se celebra en el mes de julio

Casa Real Alauí

La Casa Real Alauí es la dinastía que reina en el país desde 1631, cuando sustituyó a la anterior dinastía saadita, y debe su nombre a su fundador Moulay Ali Sharif, sultán de Tafilalet.

El rey Mohammed VI ocupa el 18º lugar en la dinastía y, además del de rey de Marruecos, lleva el título religioso de amir al-mu’minin o príncipe de los creyentes. Como ocurre en otros países musulmanes, la legitimación de la figura del rey se atribuye a su descendencia directa del profeta Mahoma.

Títulos y tratamiento protocolarios

Respecto a los títulos y tratamientos protocolarios de la Casa Real, el monarca utiliza el de Su Majestad el rey de Marruecos desde 1957, que vino a sustituir el de Sultán que habían llevado los monarcas marroquíes hasta ese momento. El resto de miembros utilizan el título de príncipes o princesas, incluso la consorte del rey, que no tiene rango de reina.

Reino de Marruecos
Miembros de la Casa Real Alauí

Como título propio marroquí, el nombre de los miembros masculinos de la Casa Real va precedido por el título de Moulay, que significa literalmente «mi señor». Es un título honorífico de carácter religioso que han llevado a lo largo de la historia tanto los miembros de la dinastía saadita, como la alauita, por ser descendientes directos de al-Hassan ibn Ali, nieto del profeta. Es el equivalente marroquí al título honorífico Sidi o Sàvvid (señor) que se utiliza en el resto del mundo árabe.

Como curiosidad histórica sobre este tratamiento honorífico, el apelativo del caballero castellano Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid, es una deformación de la palabra Sidi. El título honorífico marroquí para los miembros femeninos de la dinastía es el de Lalla, que significa «señora».

Tradiciones de la Casa Real

En el Reino de Marruecos no existe ceremonia de coronación, ya que el príncipe heredero accede al trono inmediatamente después del fallecimiento del anterior monarca. El actual heredero es SAR el príncipe heredero Moulay Hassan.

A diferencia de lo que ocurre en las casas reales europeas, donde la participación de los menores en actos protocolarios es muy limitada o nula, la presencia del príncipe heredero en actos oficiales o de estado ha sido habitual casi desde su nacimiento, de acuerdo a la tradición marroquí.

Reino de Marruecos
Recepción de una autoridad en visita oficial al Reino de Marruecos
Reino de Marruecos
Cena de gala

SAR la princesa Lalla Salma

La primera dama del país, y consorte del rey, es SAR la princesa Lalla Salma, cuya posición oficial ha experimentado diferentes cambios respecto a la que ocuparon sus antecesoras, que además tuvieron que convivir con la presencia en palacio del harén privado del rey, y que el actual monarca abolió.

Reino de Marruecos
La princesa consorte durante una asamblea en las Naciones Unidas
Reino de Marruecos
Asistencia a una cena oficial en representación del rey

Es la primera esposa de un soberano marroquí a la que se le ha otorgado un título real, la primera que ha sido presentada de manera oficial a los medios de comunicación y al pueblo marroquí y que, además, participa activamente en las funciones de primera dama tanto dentro del país, como a nivel internacional.

Hasta el momento se le han otorgado dos distinciones honoríficas, como son la de Dama Gran Cruz de la Orden de Leopoldo II de Bélgica en 2004, y la de Dama Gran Cruz de la Orden de Isabel la católica en 2005.

Asimismo, y recuperando el hilo argumental de este post, se ha convertido en la máxima embajadora y difusora de la prenda de gala más emblemática entre las mujeres marroquíes: el caftán.

El Caftán y la Takchita

Reino de Marruecos
Los caftanes de Lalla Salma

El caftán, término que procede del persa y que introdujeron los árabes en los países del norte de África, es una túnica de algodón o de seda con mangas, abotonada por delante y que se ajusta con una faja a la altura de la cintura.

Originalmente fue una prenda masculina que vestían los sultanes otomanos, y que estaba sujeta a un estricto orden jerárquico en cuanto a colores y adornos, que se elegían de acuerdo al rango de la persona que la vestía. También la utilizaron en la Rusia del siglo XIX campesinos, mercaderes y nobles.

Reino de Marruecos
Caftanes otomanos y rusos

Otra prenda parecida, aunque no igual, es la takchita, que está compuesta por dos piezas, un vestido poco ornamentado como primera capa, y un sobrevestido ricamente decorado con bordados y abalorios. Como muchas tradiciones gastronómicas y de etiqueta marroquí, la takchita es de origen bereber (cultura autóctona del norte de África), y se suele utilizar especialmente en las bodas.

Aunque ambas prendas se han identificado con la elegancia exótica y glamurosa, debido a su difusión por diseñadores como Yves St. Laurent, debemos recordar que no es adecuado utilizarla por la sociedad occidental en cualquier evento. Las únicas que gozan de ese privilegio, sin romper la etiqueta, son las mujeres que como la princesa Lalla Salma pueden vestir de acuerdo a su propia tradición cultural, tanto en eventos familiares, como en ceremonias formales o de estado, dentro y fuera del país.

No obstante, si no puedes resistir la tentación de vestirla, siempre estás a tiempo de usarla si decides asistir al festival de cine de Marrakech o te invitan a una cena diplomática en cualquier embajada del norte de África o a un evento en Oriente Medio.

Y recuerda… cuando llegues, y de acuerdo al protocolo marroquí, lo más seguro es que te ofrezcan dátiles y leche, ¡qué no debes rechazar!

Fuente de las imágenes: Internet

Para saber más:
La primera dama de Marruecos
Lalla Salma the icon of moroccan caftan and takchita
Protocolo marroquí

Warning: A non-numeric value encountered in /customers/3/6/4/gabinetedeprotocolo.com/httpd.www/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326

1 Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.