SILVIA DE SUECIA, DE PLEBEYA A REINA SIN PASAR POR PRINCESA

Aunque existen los precedentes de Grace Kelly en el Principado de Mónaco, y de Sonia Haraldsen en Noruega con relación al acceso al trono de una plebeya, creemos que el caso de Silvia Sommerlath fue diferente, dado que tras su matrimonio fue la única que se convirtió directamente en reina, ya que protagonizó una verdadera «Boda Real». Pero explicaremos porqué.

Silvia de Suecia
Diferentes imágenes de la reina consorte de Suecia

Silvia de Suecia

Grace Kelly, actriz consagrada del mundo de Hollywood en el momento en que se prometió con Rainiero, príncipe soberano de Mónaco, procedía de una familia de la alta sociedad estadounidense comparable a la “aristocracia europea”. La noruega Sonia Haraldsen, también de origen plebeyo, tras su matrimonio en 1968 con el príncipe heredero noruego se convirtió en princesa, papel que desempeñó hasta enero de 1991 cuando su esposo ascendió al trono como Harold V, lo que le daría un gran margen de tiempo para formarse en el papel que debería desempeñar en un futuro.

En cambio, cuando Carlos Gustavo de Suecia, duque de Jämtland y príncipe heredero al trono sueco, conoció a Silvia Sommerlath en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972 le quedaba excasamente un año y pocos meses para convertirse en rey del país nórdico, concretamente el 15 de septiembre del 1973. Por lo tanto, cuando en marzo de 1976 se comprometieron oficialmente, él ya era el rey de Suecia, y tras su matrimonio (en junio de ese mismo año), Fräulein Silvia Sommerlath se convirtió directamente en H.M. Drottning Silvia, sin haber tenido título nobiliario o tratamiento regio previo. Y si mal no recordamos, es el último caso que se ha dado, hasta la fecha, en la historia reciente de las monarquías europeas.

Silvia de Suecia
Fotografía oficial del compromiso del rey Carlos XVI Gustavo con Silvia
Silvia de Suecia
Fotografia oficial del bautizo de la princesa heredera Victoria

Plebeya y extranjera, pero sueca de corazón

A pesar de su condición de plebeya y de extranjera, siempre se ha dicho que los suecos la aceptaron desde el primer momento por su carácter gentil y amable, y tal como afirman los entendidos “siempre fue vista como la mejor candidata para su joven rey”. Al igual que el rey, desempeña un papel representativo y protocolario, sin ningún tipo de función política, pero que ha sabido asumir de la manera más profesional posible y cercana.

Los últimos años, a causa de diferentes polémicas familiares que han transcendido a la opinión pública, se ha ganado los calificativos de paciente y sufridora, dado el aplomo y la dignidad con que ha sabido enfrentar la situación. Tampoco podemos olvidar los problemas sentimentales de sus hijos, que incluso obligó a que la Casa Real emitiera un comunicado sobre la anulación del primer compromiso matrimonial de la princesa Madeleine, una vez ya se había anunciado oficialmente.

Silvia de Suecia
Fotografías de la reina con su familia

Silvia Renate Sommerlath

Silvia Renate Sommerlath nació el 23 de diciembre de 1943 en Heidelberg, Baden-Wurtemberg, Alemania, hija de un empresario alemán, Carl Walther Sommerlath, y una dama brasileña de la ciudad de Sao Paulo, Alice Sommerlath (nacida Soares de Toledo). En 1945 marchó junto a su familia a Brasil, en donde permanecieron hasta 1957, en que regresaría a la antigua Alemania Occidental.

Allí se inició en el estudio de idiomas, que la llevarían a dominar hasta seis diferentes (sueco, alemán, portugués, inglés, francés y español) además del de símbolos. Trabajó en el consulado de Argentina en Múnich, y en 1972 consiguió un puesto como azafata-intérprete en los Juegos Olímpicos de Múnich, durante los cuales conocería a su futuro esposo.

En 1973 asumió como suplente la jefatura del departamento de protocolo para los Juegos Olímpicos de Invierno de 1976, que se iban a celebrar en Innsbruck. Lo que no sabía es que esos conocimientos en protocolo no los llevaría a la práctica finalmente en Austria, sino en Estocolmo, y como reina consorte de Suecia.

Su 70º aniversario

Hoy, la reina celebra su 70º aniversario, por lo que se ha preparado una agenda de actos para celebrarlo, además de publicar nuevas fotografías oficiales.

El primer acto, al que asistieron todos los miembros de la Familia Real, acompañados del esposo de la princesa Madeleine y de la todavía no oficialmente prometida del príncipe Carlos Felipe, Sofia Nellqvist, tuvo lugar en el Teatro Óscar de Estocolmo, y llevó por título “Una noche para nuestra reina” , en la que actuaron diferentes artistas del país, y que fue seguida de una cena informal.

En el Palacio Real de Estocolmo se ha puesto a la disposición del público un libro de protocolo para que puedan escribir su felicitación si así lo desean, y está previsto que el día de hoy finalice con la celebración de una cena de carácter privado en la residencia de los reyes.

Silvia de Suecia
Momento del homenaje a Silvia de Suecia en su 70º aniversario

Dancing Queen

Para finalizar el post regresamos a 1976, el año en que Suecia volvió a tener soberana desde que en 1965 falleció la reina Louise, segunda esposa del rey Gustavo VI Adolfo. Con motivo del enlace matrimonial, el gobierno ofreció a los novios y a sus invitados una gala musical en la Royal Opera House de Estocolmo, en la que el grupo ABBA presentó por primera vez su canción Dancing Queen, que le dedicaron a la futura reina.

Silvia de Suecia
Abba dedicó «Dancing queen» a la nueva reina consorte

Una verdadera boda real

Al día siguiente, los novios protagonizaron una boda auténticamente real. El rey que vestía uniforme de almirante, además de lucir la Orden de los Serafines y la Orden de la Espada, lució la Orden de la República Federal Alemana en consideración hacia su prometida, y la futura reina sorprendió a todos completando su atuendo con el mismo velo que había lucido la princesa Sibylla (también de origen alemán) y madre del rey, el día de su enlace con el príncipe Gustavo Adolfo, así como la Diadema de los Camafeos, que también llevaría puesta en su boda su futura primogénita, la princesa Victoria.

Silvia de Suecia
Los reyes saludan al público tras su enlace
Silvia de Suecia
Fotografía oficial del enlace matrimonial de los reyes de Suecia
Silvia de Suecia
Enlaces de la princesa Sibylla (izquierda) y la princesa Victoria (derecha)

Fuente de las imágenes: Internet

Warning: A non-numeric value encountered in /customers/3/6/4/gabinetedeprotocolo.com/httpd.www/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326