¿YA HAS ABIERTO LA 1ª VENTANA DEL CALENDARIO DE ADVIENTO?

El Adviento, palabra que procede de los términos latinos adventus redemptoris y que significa “venida del Redentor”, es el primer periodo del año litúrgico cristiano, y es un tiempo de preparación espiritual para la celebración del nacimiento de Cristo, es decir, la Navidad.

Suele durar entre 22 y 28 días, ya que es un periodo del que forman parte los cuatro domingos anteriores al día de Navidad. En el caso de la iglesia ortodoxa, el Adviento cubre un periodo de 40 días, ya que va desde el 28 de noviembre hasta el 6 de enero, día de la Epifanía.

A pesar de tener algunas particularidades litúrgicas propias, el periodo de Adviento se celebra en todas las iglesias cristianas: católica, anglicana, luterana, presbiteriana, ortodoxa, entre otras. Entre esas particularidades, está la abstinencia de ciertos alimentos por parte de la iglesia ortodoxa, que en el caso de la copta se convierte en un ayuno estricto, conocido como el ayuno de la Natividad, o el uso del color morado como color litúrgico en la iglesia católica.

Calendario de Adviento
Corona de Adviento en la Catedral de Barcelona

Durante el Adviento es tradicional colgar o colocar coronas hechas con ramas de pino con cuatro velas, una por cada domingo, especialmente dentro de los templos, y que se conocen con el nombre de Coronas de Adviento. Según explica la tradición, a cada vela se le asigna una virtud que hay que implementar durante esa semana, como por ejemplo: el amor, la paz, la tolerancia y la fe.

A pesar del carácter religioso de este tiempo litúrgico, una de las tradiciones seculares en las que ha derivado, y que están más extendidas, es el popular calendario de Adviento. Un calendario de cuenta-atrás que, a pesar de que el primer domingo de Adviento es una fecha móvil y puede caer a finales de noviembre, siempre se inicia el día 1 de diciembre y dura hasta la víspera de la Navidad.

El Calendario de Adviento

El origen del Calendario de Adviento debemos buscarlo en una tradición luterana alemana, cuando a principios del siglo XIX iniciaron la costumbre de ir contando físicamente los 24 primeros días de diciembre, marcando con una línea de tiza en la puerta de la casa cada día que pasaba a partir del primer día del mes.

Algunas familias optaron por métodos algo más elaborados, como por ejemplo encender una vela cada día o colgar una imagen religiosa en la puerta. Con el tiempo las 24 velas se empezaron a colocar en una estructura, que dio origen al Reloj de Adviento.

Calendario de Adviento
Encender una vela por cada uno de los días de Adviento es una tradición de origen luterano

El primer Calendario de Adviento

El primer calendario de Adviento impreso lo hicieron en una librería de Hamburgo en el año 1902. Pero también se asegura que, en realidad, fue Gerhard Lang quien en 1908 imprimió 24 cuadros de colores para colocarlos en un cartón, que más tarde derivaría en el primer calendario con 24 puertas. Tras perderse la tradición durante la Segunda Guerra Mundial y finalizado el conflicto, Richard Sellmer la recuperó con carácter comercial, y fue el responsable de que alcanzase la gran popularidad que tiene en la actualidad.

El calendario tradicional consistía en dos piezas de cartulina superpuestas, donde había veinticuatro puertas con un número en cada una de ellas, que se iban abriendo progresivamente a partir del primer día de diciembre y hasta la víspera de Navidad. Tras cada puerta había guardada una imagen relacionada con la historia de la Navidad, o con algún elemento típico como las campanas o el acebo.

Calendario de Adviento
Un calendario de Adviento tradicional
Calendario de Adviento
El calendario de Adviento en la actualidad

Innovación al poder

Como todo, también los calendarios de Adviento se han ido sofisticando con el paso del tiempo. La forma tradicional de tarjeta de felicitación gigante ha pasado a modelos tridimensionales en forma de casa o de iglesia, o formas alternativas elaboradas con materiales propios de las manualidades como el fieltro o la tela, que presentan pequeños bolsillos para llenarlos de dulces o de regalos. También hay modelos, adaptados por los distribuidores y fabricantes, que incluyen chocolatinas detrás de cada compartimiento.

Calendario de Adviento
Manualidades

Algunos calendarios modernos están diseñados para empezar una cuenta regresiva desde el número 24 hasta el número 1, y determinar así fácilmente el número de días hasta la Navidad. También hay otros modelos en los que se incluyen los días 25 ó 26 para cubrir el propio día de Navidad o el popular Boxing Day de los países anglosajones.

Curiosidades

Algunas curiosidades relacionadas con este tipo de calendario las encontramos en dos ciudades alemanas. Una es Uslar, donde se suelen utilizar las ventanas de su ayuntamiento para construir un calendario de Adviento gigante, el Riesenadventskalender, y la otra es Leipzig donde cubren completamente la fachada de un edificio con un calendario, considerado el más grande del mundo, que cada día a las 4 pm abre e ilumina una de sus ventanas.

También en los países escandinavos existe la tradición de emitir un Julekalender (Julkalender en sueco, Joulukalenteri en finés y Jóladagatal en islandés) o calendario de Adviento en forma de programa de televisión y programa de radio. Consta de 24 episodios, que se emiten todos los días desde el primero de diciembre hasta el día de la Nochebuena, e incluyen programas dirigidos tanto a los niños, como a los adultos.

Calendario de Adviento
Riesenadventskalender de Uslar, Alemania
Calendario de Adviento
El calendario de Adviento más grande del mundo en Leipzig
Calendario de Adviento
Imagen del Julkalendern de los países escandinavos

[Este artículo es una revisión y actualización del publicado en el blog con fecha 01/12/2013.]

Warning: A non-numeric value encountered in /customers/3/6/4/gabinetedeprotocolo.com/httpd.www/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326